jueves, 24 de agosto de 2017

POR QUÉ LAS CALLES EN JAPÓN NO TIENEN NOMBRE



Una de las razones por las que a los occidentales nos gusta tanto viajar a Japón, es por esa sensación marciana de no entender lo que ocurre en sus calles, donde la lengua y las normas son tan opuestas que resultan fascinantes. Lo mismo ocurre con su callejero, ¿cómo demonios llegar a un sitio si no existe nombre?

Si has visitado alguna vez el país, la escena te resultará familiar. Pasear por la calle de la ciudad que sea y no tener nombres para encontrar el lugar al que queremos ir es tremendamente confuso. La mayoría de sus vías no tienen, aunque evidentemente existe un método para organizar las cosas con el que los occidentales no estamos familiarizados.

Veamos. Las direcciones en Japón comienzan con grandes divisiones en el país, la denominada prefectura. Siguiendo la prefectura está el municipio. Desde allí se dividen en ciudades. Algunas ciudades más grandes se dividen en barrios. Para que nos hagamos una idea, Tokio cuenta con 23 barrios. Además, estas áreas se dividen a continuación en distritos, e incluso en áreas más pequeñas llamadas Chome.

Una dirección va de la zona más grande a la más pequeña, es decir, lo opuesto a cómo sería una dirección occidental, las cuales comienzan con la entidad geográfica más pequeña (normalmente un número de casa), y continúan con la más grande. Sin embargo, la gran diferencia es que normalmente no verás un nombre de calle en Japón. En lugares como Tokio a veces se invierte para parecer una dirección occidental. Un ejemplo en este formato sería: 2-4-2 Yaesu Chuo-ku, Tokio

En el ejemplo expuesto arriba, Tokio es la prefectura, Chuo-ku es el barrio en Tokio, Yaesu es el distrito en la ciudad, el primer número 2 es el Chome, el 4 es el número de bloque, y el último 2 es el número del edificio. Tan fácil (o difícil) como eso, con la dificultad para el occidental de que las calles no llevan nombre.

Además de la dirección en sí, todas las ubicaciones en Japón tienen un código postal. Después de la reforma de 1998, esta comienza con un número de tres dígitos, un guión y un número de cuatro dígitos, por ejemplo 123-4567. Una marca postal, 〒, puede preceder al código para indicar que el siguiente número es un código postal. 

Si bien esto puede parecer relativamente fácil o sencillo, en un país como Japón se complica porque muchos lugares se vuelven más y más pequeños. Esto significa una reducción a cero en un número de edificio, muchos de los cuales no están numerados en orden. Además y después de todo lo dicho, hay que recordar que las direcciones no estarían escritas en inglés, sino que tendrían los caracteres japoneses.

Por tanto, no es que el sistema para moverse por Japón no tenga sentido, es que requiere de una forma de pensar completamente diferente al nuestro. Un complejo e idiosincrásico sistema desde el punto de vista occidental, producto del crecimiento natural de las zonas urbanas, en oposición a los sistemas utilizados en las ciudades que se presentan como cuadrículas y se dividen en cuadrantes o distritos. [Wikipedia]



No hay comentarios:

Publicar un comentario