lunes, 12 de junio de 2017

PESADILLA PARA ISRAEL: EL NUEVO CORREDOR ENTRE IRÁN Y HEZBOLÁ


Tras seis años de lucha contra los grupos ‘rebeldes’ y facciones extremistas, el Ejército sirio y sus aliados se han hecho con el control de varias ciudades importantes y han conectado la provincia de Damasco con la de Homs y esta última con las costas sirias. Además, han recuperado la ciudad de Al-Qusair, y establecido la seguridad en la carretera estratégica que une Damasco con Daraa, han informado este domingo medios libaneses.

Asimismo, las fuerzas sirias han tomado el dominio de las ciudades de Alepo, Daraa y Homs, avanzado en la ciudad de Al-Qalamun y recuperado varias zonas en las afueras de Damasco y la ciudad de Al-Zabadani, logrando así afianzar la seguridad de la capital siria.

Sin embargo, en los últimos dos días, las tropas sirias y sus liados han logrado alcanzar la frontera iraquí con el fin de establecer un corredor entre la República Islámica de Irán con el Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).  

Los nuevos cambios en el campo de batalla en Siria han preocupado al régimen de Israel, que según Asher Susser, catedrático del centro de estudios de Oriente Medio en la universidad de Tel Aviv, han puesto a Irán más cerca que nunca de las puertas israelíes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario