miércoles, 15 de febrero de 2017

FUKUSHIMA: LA CADENA ALIMENTARIA DE EEUU YA HA SIDO CONTAMINADA


Lo que no cuentan los medios convencionales lo contaremos nosotros aquí. Las consecuencias que está teniendo el desastre de Fukushima en la actualidad es uno de los temas más tabúes y más silenciados por los medios de comunicación. Y se trata de consecuencias tan graves como el hecho de que la cadena alimentaria de Estados Unidos ya ha sido contaminada. Pero lo más preocupante y terrible de esta situación es que la mayor parte de la radiación de la planta de Fukushima todavía no ha llegado a las costas norteamericanas.

A principios de diciembre de 2016, varias agencias de noticias informaron que la radiación marítima desprendida de la central nuclear japonesa de Fukushima había sido detectada en el Oceáno Pacífico a lo largo de toda la costa oeste norteamericana.  Unos estudios más recientes han dado la voz de alarma sobre algo que ya hace tiempo viene siendo denunciado, y de lo que nos hemos hecho eco en estas páginas de Azpijoko: la terrible certeza de que la radiación ya ha afectado a la mayoría de la fauna marina del Pacífico.  

Fue en agosto de 2015 cuando la Red Integrada de Monitoreo de Radionúclidos Oceánicos de Fukushima recogió ocho peces con altos niveles de "isótopos artificiales provenientes de la actividad humana". Uno de esos ocho peces fue detectado en el río Okanan y presentaba lo que se ha dado en llamar "la firma digital de Fukushima": altos niveles de Cesio-134. Concretamente se trataba de un salmón sockeye. También por primera vez se ha detectado Cesio-134 en un salmón canadiense. 

En otro estudio, esta vez realizado por la Upper Columbia United Tribes, se han encontrado altas dosis de estroncio-90, es decir, de otro radionucleido proveniente de Fukushima. Estos hechos han aumentado el miedo entre la comunidad científica sobre la terrorífica posibilidad de la cadena alilmentaria del país ya haya sido contaminada. Este aterrador descubrimiento ha sido informado por investigadores de la Woods Hole Oceanographic Institution. Con un agravante, la seguridad de que la mayor parte de la radiación de Fukushima todavía no ha llegado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario