sábado, 31 de diciembre de 2016

UN BUEN CONSEJO: NO COMER NADA DEL OCÉANO PACÍFICO ( IMÁGENES EXPLÍCITAS )

Después del desastre de Fukushima, una gran cantidad de Cesio 134 y Cesio 137 fueron contaminano el aire y las aguas del Océano Pacífico.  Desde entonces, éstoy y otros componentes químicos y radionucleidos han ido destruyendo el Océano Pacífico norte y concentrándose peligrosamente en la Costa Oeste norteamericana. La mejor recomendación que se puede hacer en estos momentos es la de abstenderse de consumir cualquier alimento procedente del Océano Pacífico.






No hay comentarios:

Publicar un comentario