lunes, 19 de diciembre de 2016

FUKUSHIMA YA HA CONTAMINADO LA TERCERA PARTE DE LOS OCÉANOS


Tras el desastre de Fukushima en el año 2011 y la gran cantidad de material radioactivo que fue vertido al Océano Pacífico, la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) creó una Junta de Cooperación Técnica (CT) con el objetivo de estudiar y controlar la presencia de sustancias radioactivas en el medio marítimo.
 
La primera reunión del CT tuvo lugar en agosto de 2012, donde se constató que la fuerte corriente marítima, conocida como Corriente de Kuroshio, tenía la capacidad de transportar sustancias radioactivas a través del Océano Pacífica en dirección Este.  Los resultados posteriores fueron causando más preocupación aún, comprobándose en julio de 2014 la existencia de Cesio y de otras sustancias radioactivos en la Costa Oeste norteamericana, concretamente Cesio-134 y Cesio-137.
 
Si bien el nivel de radioactividad se mantiene todavía en niveles bajos, el peligro de este material radioactivo en cualquier cantidad no puede ser subestimado. El problema de estos materiales radioactivos es que pueden viajar muy lejos gracias a las precipitaciones, el viento y las mareas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario