miércoles, 28 de octubre de 2015

NACE LA RED DE MUNICIPIOS CATALANES POR LA ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA

municipalismo,

Unos veinte ayuntamientos catalanes se han sumado a un manifiesto que propone avanzar hacia la constitución de una red de municipios por la economía social y solidaria. La presentación ha tenido lugar en el marco del encuentro internacional de municipalismo y economía solidaria que se ha celebrado en Barcelona esta semana y que ha reunido a representantes del sector, académicos y técnicos y concejales de más de treinta ayuntamientos.

De momento son unos veinte y representan a más del 40% de la población catalana. Pero el proceso está abierto y se prevé que pueda haber nuevas incorporaciones. Con este impulso nace la primera red de municipios por la economía social y solidaria, que se ha presentado este viernes en Barcelona. El ayuntamiento de la capital catalana ha dado un primer paso hacia su constitución y rápidamente se han sumado otros grandes municipios del entorno: Badalona, Sabadell y Santa Coloma de Gramenet. De hecho, han sido representantes de estos cuatro consistorios los encargados de explicar el nacimiento de la red en el encuentro internacional de municipalismo y economía solidaria.

El manifiesto constata que, en el contexto de la crisis, las políticas públicas de promoción económica y de ocupación se han revelado insuficientes. Por eso, dice, es hora de “explorar un nuevo modelo de desarrollo territorial que movilice mejor los recursos endógenos y priorice las dimensiones sociales, ambientales y humanas de la economía para resolver más eficazmente las necesidades de la ciudadanía”. Y considera la economía social y solidaria como un buen aliado para impulsar este nuevo modelo. Los firmantes del texto creen que las iniciativas enmarcadas en este sector, al que reconocen un gran dinamismo en los últimos años, ya son “agentes de desarrollo local” porque crean y mantienen puestos de trabajo en los municipios, facilitan los servicios locales a productores, consumidores y trabajadores, y porque lo hacen “promoviendo la acción ciudadana y reforzando los vínculos comunitarios”.

Estos ayuntamientos se proponen contribuir al crecimiento de la economía social y solidaria desde el diálogo permanente con los actores del sector y la creación de espacios comunes en los cuales compartir líneas de trabajo, buenas prácticas, reflexiones, actividades y recursos.

De hecho, la misma mesa redonda que ha servido para la presentación de la red, ha dado pie a dibujar un esbozo de las que pueden ser las primeras líneas de trabajo para la red. En el debate entre el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello, la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlón, la de Badalona, Dolors Sabaté, y el concejal de nueva economía de Sabadell, Albert Boada, se ha planteado la necesidad de estudiar cómo se pueden aprovechar los resquicios que deja la normativa en materia de contratación pública para convertir a la economía social y solidaria en proveedor de los ayuntamientos sin que se llegue a una situación de dependencia. También se ha hablado de la relación entre la economía social y solidaria y la pequeña empresa asentada en el territorio. En este sentido, se ha dejado claro la conveniencia de que se dé un proceso de “contaminación positiva” de la primera hacia la segunda.

Además, se ha apuntado un debate sobre los servicios estratégicos -como agua o residuos- y la posibilidad de re-municipalizarlos. En realidad, los representantes de los cuatro consistorios se han mostrado más realistas y han hablado de empezar con pruebas piloto en determinados barrios de las ciudades. Buscar fórmulas efectivas de acompañamiento de las iniciativas de la economía social, ayudándolas a empoderarse, así como compartir políticas de éxito también se perfilan como los primeros ámbitos de trabajo de la nueva red.

Nuevo encuentro en primavera

Además de los cuatro municipios impulsores del manifiesto, ya se han sumado otros como Arbúcies, la Bisbal d’Empordà, Cardedeu, Cerdanyola, Manlleu, Mieres, Navàs, El Prat de Llobregat, Santa Margarida i els Monjos, Terrassa, Viladamat y Viladecans. Todos se han emplazado a trabajar conjuntamente en pro del desarrollo y el crecimiento de la economía social y solidaria. La red aún está en una fase muy inicial, pero ya se ha marcado una nueva cita en la agenda. En la primavera tendrá lugar un nuevo encuentro público, que organizará Badalona. Hasta entonces, se prevé ir trabajando a un nivel más técnico.

Encuentro internacional

La mesa redonda ha tenido lugar en el marco de un encuentro internacional de municipalismo y economía solidaria que se ha celebrado en Barcelona esta semana, en los días previos a la feria del sector -la Fira d’Economía Solidària de Catalunya-. El encuentro se ha organizado desde el ayuntamiento y ha servido también para presentar en sociedad el comisionado de Economia Cooperativa, Social y Solidaria, una de las novedades del nuevo gobierno de la capital catalana. El primer teniente de alcalde del ayuntamiento barcelonés ha remarcado el compromiso de éste con el sector. Prueba de ello, ha dicho es, además de la creación de este comisionado, que ocupa Jordi Vía, el hecho de que el nuevo gobierno ya ha destinado fondos a su promoción, sin esperar al primer presupuesto que elabore, que será el de 2016. Además, ha añadido que se está trabajando en la modificación de la estructura deBarcelona Activa, la agencia que ejecuta las políticas de promoción económica de la ciudad, para que la economía social y solidaria tenga un espacio en ésta.

Al encuentro han asistido representantes de más de treinta municipios, algunos de ellos de fuera de Catalunya, además de gente del sector y del ámbito universitario. Y ha servido para hacer patente el dinamismo de la economía social y solidaria y el interés por parte del nuevo municipalismo surgido de las pasadas elecciones en contribuir a su crecimiento y desarrollo. Además de algunas intervenciones de académicos como Jean Louise Laville, se han mostrado experiencias tanto catalanas como internacionales -de Francia, Italia y el Quebec-. Entre otros, han pasado por el encuentro Annie Berger, exconsejera delegada de economía social y solidaria del Ayuntamiento de Caen i expresidenta de la Association Régionale pour le Dévelopement de l’Économie Solidaire (ARDES); Floriana Colombo, presidenta de la cooperativa social italiana A77, experta en empoderamiento y grupos territoriales y análisis del territorio por la Universidad de Padua; o Patrick Duguay, director de la Coopérative de Développement Régionale Outaovais-Laurentides i president del Chantier de l’Économie Sociale.

Un texto de Paula Mateu en El Salmón Contracorriente

No hay comentarios:

Publicar un comentario