viernes, 14 de agosto de 2015

DERROTAR AL NEOLIBERALISMO, O EL DISFRAZ DEL PSOE

TTIP, PSOE,

El estado de bienestar resultado del miedo al peligro “comunista”, está siendo desmantelado con la colaboración de los partidos socialdemócratas, demostrándose que no fue un logro de esos partidos. En cuanto desapareció el bloque comunista del este de Europa, el neoliberalismo se lanzó a finiquitar llamados los logros de la izquierda. El llamado estado de bienestar.

Las vías de las reformas se han abandonado y se ha claudicado definitivamente ante los postulados del capitalismo, y así ha sucedió que la socialdemocracia, se ha convertido de facto en el mejor aliado del capital para someter a la clase trabajadora en nombre en nombre de la eficacia. No hay más que observar las políticas aplicadas por los supuestos partidos socialdemócratas en Europa en el momento histórico presente. El dominio de la derecha es absoluto y más que evidente. Si bien parece estar empezando a fraguarse un nuevo resurgimiento del pueblo. Hay ciertos síntomas de este renacer, pero todavía queda mucho para que realmente pueblo tenga cierta iniciativa. Porque, la izquierda está desaparecida en combate.

Lo dicho por Lenin en 1913 en su artículo Marxismo y reformismo lo hemos podido comprobar plenamente en la práctica, lo estamos comprobando también actualmente:

El reformismo es una manera que la burguesía tiene de engañar a los obreros, que seguirán siendo esclavos asalariados, pese a algunas mejoras aisladas, mientras subsista el dominio del capital.

Cuando la burguesía liberal concede reformas con una mano, siempre las retira con la otra, las reduce a la nada o las utiliza para subyugar a los obreros, para dividirlos en grupos, para eternizar la esclavitud asalariada de los trabajadores.

Por eso el reformismo, incluso cuando es totalmente sincero, se transforma de hecho en un instrumento de la burguesía para corromper a los obreros y reducirlos a la impotencia. La experiencia de todos los países muestra que los obreros han salido burlados siempre que se han confiado a los reformistas.      
    
El PSOE empieza a cambiar su disfraz, pero es  eso un disfraz. Siguen siendo lo mismo. Su apoyo al TTIP al CETA  y al TISA los retrata. Sus gurus siguen formando parte de las multinacionales españolas, que estan robando en España y el mundo. Y sus líderes silenciados.

Quizas en eso estemos empezando a fallar. Da la impresion de que desconfiemos en la ciudadanía. No somos capaces ni de relacionarnos entre circulos, ni con los Consejos Ciudadanos, ni estos lo intentan, por lo menos en Madrid. Pero aun así es el único camino para derrotar al neoliberalismo y a sus lacayos.  Todos juntos.

Deberemos abandonar los sectarismos, los dogmatismos. Deberemos renunciar a la dicotomía izquierda derecha. Hay que desarrollar un proceso que termine en un gran acuerdo, de configuración de la participación ciudadana en la gobernanza, de influencia y decisión, en las políticas públicas. Debemos conseguir la implicación de todos los actores sociales. Solo así conseguiremos triunfar en la batalla contra el neoliberalismo.

El único sistema capaz de garantizar de que la gobernanza de los pueblos, se realice con visión de interés general, es la democracia, llevada hasta sus últimas consecuencias. Y este debrria ser el principal objetivo en una posible alianza  con el PSOE.

Y ese debería ser el principal objetivo de nuestro circulo. Lograr la participación ciudadana en la democracia. 

Empezando por abajo. Vale que la necesidad nos obliga a aceptar la legalidad vigente. Pero con el objetivo principal de aprovechando las contradiciones de la democracia liberal, trabajar para conseguir, una democracia autentica. 

Un texto de Eulogio González Hernández.

Azpijoko ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario