viernes, 3 de julio de 2015

FELIPE GAL NATURAL, LAS ESPOSAS DE LOS OPOSITORES VENEZOLANOS Y ARNALDO OTEGI

Felipe González,

La primera parte era esperable… menos en la última derivada.

“Tsipras se ha equivocado absolutamente”. Vale, de acuerdo, ¡absolutamente! Don Felipe ha hablado, ha dicho la suya y punto pelota. “Es una torpeza convocar un referéndum sobre un asunto tan difícil de dilucidar”. De acuerdo también. No es como el suyo donde todo era muy fácil y en el que, sobre todo, se cumplió con lo prometido al pie de la letra como estamos viendo ahora en Morón. “Cuando uno llega a un puesto de responsabilidad tiene que ser coherente con sus principios y además, durante la primera parte del trayecto, no debe salirse en las curvas”. Luego, en la segunda parte del proyecto, no importan las curvas: viva el desmadre. Sobre principios y coherencias don Felipe, desde luego, sabe un montón 

Eso sí, don Felipe afirmó que él votaría no a las políticas europeas y no al gobierno de Tsipras. Así, pues, ¡pelillos a la mar! Don Felipe votaría NO, OXI. ¡Felipistas del mundo, uníos! ¡Debemos votar NO, como nuestro líder, el próximo domingo!

Luego vino la segunda parte. Una rueda de prensa convocada por el Club de Madrid, un club que reúne a más de cien ex presidentes de todo el mundo. Lo mejor de lo mejor, lo más progresista del mundo-mundial, lo más democráticamente avanzado que podamos imaginarnos. Más a la izquierda que la V, incluso que la VI Internacional.

En la rueda mediática de prensa, con muchos focos y fotógrafos, don Felipe GAL Natural, siempre tan interesado en temas de derechos humanos como demostró fehacientemente durante sus gobiernos, apareció acompañado de Mitzy Capriles y Lilian Tintori, esposas de los “opositores” pro-golpistas venezolanos Antonio Ledesma (¡en arresto domiciliario!) y Leopoldo López. No se sabe muy bien qué derechos humanos ha vulnerado el gobierno venezolano pero, fuera como fuese, don Felipe GAL se solidarizo con esos “presos políticos” y con los atentados a los derechos que han sufrido.

Vale, sea así, supongamos aunque no admitamos que esa es la situación. Don Felipe GAL es muy sensible a temas de derechos humanos, creen que algunos de ellos han sido vulnerados en los casos citados por el gobierno venezolano y se solidariza con ambos presos. Vale, sea así. Pues bien, como él mismo apeló a la coherencia, todos los ciudadanos interesados estamos ansiosos de qué obre del mismo modo con la esposa-compañera de Arnaldo Otegui por ejemplo ¿No está encarcelado Otegui? ¿No es un preso? ¿No hay que ser solidario con estas personas? ¿No hay que ser sensibles con los familiares de las personas encarceladas? ¿A qué espera entonces don Felipe? ¿Una rueda de prensa convocada también por el Club de Madrid la semana próxima?

¡Venga, Felipe, recuerda aquellos viejos tiempos de la chaqueta de pana! Tú también puedes.


Un texto de Salvador López Arnal para Rebelión.

Azpijoko ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario