sábado, 23 de mayo de 2015

LLAMAMIENTO AL PUEBLO GRIEGO

Grecia, pueblo griego,

¡Debemos a las generaciones futuras adueñarnos de las calles, ahora!

Solo esta palabra puede describir lo que los llamados “socios” europeos le vienen haciendo sádicamente desde hace cuatro meses a nuestro pueblo y a nuestro gobierno junto a los permanentes aplausos de sus aliados nacionales. Pareciera que hubiesen puesto una bolsa de plástico en la cabeza de cada uno de los ciudadanos de este país, desde el momento en que el pueblo griego osó levantarse y decir: ¡Basta!

Todos los días verificamos que es una payasada que viene de arriba. Se divulgan declaraciones insidiosas en la certeza de que solo una voz merece ser escuchada, como si fuera la voz de un Todopoderoso (aunque corrupto) Alemán, de un venerable (aunque feliz de vivir en un paraíso fiscal) luxemburgués, de un respetable (aunque tonto y olvidadizo) francés o de un falsario de los Países Bajos hábil en ponerse de rodillas ante el Todopoderoso.

¡Miren a qué se parecen Europa y sus “instituciones”!

¿Pero que es de nosotros? ¿Qué es lo que haremos? ¿Qué es lo que quiere hacer el pueblo griego? ¿Nos quedaremos tranquilamente en nuestras casas, mirando televisión, esperando que la catástrofe que afecta a todo el país se mantenga lejos de nuestra propia puerta?

Lamento estar lejos de Grecia esta vez. Pero me voy a sentir aún más desolado sino veo a la gente salir a la calle con toda su furiosa dignidad transformada en una acción política dirigida contra los que planifican su aniquilación.

Debemos a las futuras generaciones decirles a estos tiburones convertidos en acreedores que ya no nos queda sangre para darles. Salgamos a la calle para decirle a nuestro gobierno que estamos de su lado, siempre que no dé marcha atrás.

A principios del siglo I de nuestra era, alguien cuyo nombre no ha registrado la historia decía: ”Mientras el recuerdo de la libertad esté vivo en el espíritu de un pueblo esclavizado, va a buscarla y va a resistir. Pero cuando el mal prevalezca, el pueblo ya no creerá poder liberarse y tratará tan solo de amoldarse. La destrucción estará entonces decretada”

Compatriotas griegos, ya es tiempo de mostrar a todo el mundo que hemos conservado el recuerdo de la libertad, la ideología de la resistencia.

Un texto de Manolis Glezos. Traducido del francés por Susana Merino

Fuente Rebelión.

Texto original: LCR la gauche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario