sábado, 16 de mayo de 2015

LA HIPOCRESÍA CRIMINAL DE LA UNIÓN EUROPEA

union europea, libia,

Por estos días la arrasada Libia vuelve a estar en los titulares de los grandes medios de comunicación, ya que la oleada de migrantes desesperados del Magreb, intentan salvar la vida de sus familia del hambre, las pestes y las guerras intestinas financiadas por la voracidad occidental como bien lo documentó la película Diamantes Sangrientos, se lanzan a las riesgosas rutas marítimas del Mediterráneo, que ya es un gigantesco cementerio acuático. Pero, ¿qué es lo que hace que miles de personas, huyan de esa región en busca de la salvación?

Pues hoy, hipócritamente la Unión Europea “evalúa” una operación militar para evitar la “invasión” de Europa por parte de migrantes desde las costas de Libia. La operación contempla “todos los medios necesarios”, incluidas acciones coercitivas, para tratar de destruir el negocio de quienes extorsionan a los extranjeros para conducirlos a Europa desde Libia. La alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, informará al Consejo de Seguridad de la ONU, cuyo mandato espera obtener a finales de semana pasada. Con la idea estrella de destruir barcazas, aunque el hecho de contemplar todos los medios necesarios para hundir el negocio de las mafias abre la puerta a eventuales destrucciones de barcos mediante bombardeos u otros medios militares.

Nunca es tarde para recordar lo que afirmamos desde el inicio de la invasión de Libia, con sus bombardeos preparatorios de Libia, para desalojar del poder al demonizado Gadafi, que esta operación de la OTAN y USA llevaría a un desequilibrio y destrucción del pueblo libio, que permitirá la instalación de los grupos yihadistas fundamentalistas que dice combatir. Como por ejemplo: el jefe histórico de Al-Qaeda en Libia, Abdelhakim Belhadj, que fue gobernador militar en la Trípoli «liberada» y se le otorgaron los máximos poderes para constituir el ejército de la «nueva Libia».

Y recordemos que esa invasión llevó a Libia y a su pueblo al medioevo social, politico y economico. Cuando el pueblo libio bajo el régimen depuesto en Libia tenía el más alto nivel de vida. El mejor de toda África por lo que se la llamaba “la Suiza de África”. Y según el Índice de Desarrollo Humano, Libia ocupaba el primer puesto de todos los países africanos. Hoy gracias a la ayuda “humanitaria” de la OTAN-UE, reiteró, ese pueblo está fraccionado, enfrentado y manejado por “terroristas” que son funcionales a los “occidentales” ya que de allí salen los “suicidas” que operan en Irak y Siria, o realizan matanzas como la recientemente publicitadas del autollamado Estado Islámico como el asesinato masivo de egipcios cristianos coptos, para horror de la humanidad.

Hoy para tratar de impedir la llegada de los “indeseables” ocasionados por los países de la Unión Europea (todos culpables, por acción u omisión), para NO tener que ver esas imagenes de migrantes flotando muertos en el mar, o darle asilo a los mismos, como cínicamente declarará el reciente ganador de las elecciones inglesas David Cameron, primer ministro del Reino Unido, en la reunión de emergencia de la UE por este tema, que Inglaterra enviaría a su nave insignia y dinero para los sobrevivientes pero que no aceptaría esa “gente” es “su” Isla. Hipocresía criminal de los europeos culpables de tantos males en ese castigado, rico y explotado continente africano por sus empresas, que hoy vuelven con una nueva propuesta de darle una “solución final” al problema de los migrantes, atacando los barcos. Vaya, interpretación del derecho humanitario (por ellos creado a su medida) para controlar el problema por ellos creados.

Un texto de Carlos Pereyra Mele, director de Dossier Geopolítico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario