viernes, 17 de abril de 2015

INFORME SOBRE EL ESTADO SOCIAL DE LA NACIÓN 2015


La huella de la crisis será alargada, indica el informe sobre ’El estado social de la nación 2015’, presentado hoy en Madrid, que alerta del aumento de las familias "pluridesahuciadas". Aunque de momento es imposible cuantificar cuántas familias se encuentran en esa situación, el informe pronostica que casi la mitad de los españoles vivirá en situación precaria o en riesgo permanente de caer en la pobreza tras la crisis.


La Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales ha presentado hoy su ’Informe sobre el estado social de la nación 2015’, como respuesta al documento con el mismo nombre que presenta cada año el presidente de Gobierno en el Parlamento.

Por tercer año consecutivo, la entidad ha realizado este informe, que tiene como objetivo demostrar que "hay otra forma de ver las cosas, donde las personas son lo principal, no una mera comparsa del debate económico", destacó el presidente de la asociación, José Manuel Ramírez, quien anunció que este informe se debatirá por los principales partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales, salvo el PP.

En el informe se clasifica a la sociedad española en cuatro capas, la primera de las cuales la compone "una fina capa de población activa muy enriquecida", seguida de una "adelgazada capa de familias con activos" que resisten a la crisis económica, una tercera capa de población no activa formada por pensionistas "cuyas pensiones se han mantenido en unos valores que han creado el espejismo de mejorar su posición relativa en cuanto a mediana de renta" y, por último, una cuarta franja de población formada por "una ingente cantidad de ciudadanos activos expulsados de la vida laboral y de la vida financiera cuyos proyectos vitales se han truncado".

Según el informe, desde 2009 más de 1,3 millones de personas se han sumado al colectivo de personas en riesgo de pobreza y exclusión que residen en España y que se acerca a los trece millones. Los ingresos medios de los hogares españoles se redujeron en 2013 un 10,9% en relación a 2009. Por ello, la organización advierte de que la pobreza y la desigualdad pueden perpetuarse en España, independientemente de la salida de la crisis económica, en caso de que se establezcan la situación y políticas actual como un nuevo "modelo social": "Es probable que los incrementos del PIB, en caso de mantenerse, reduzcan gradualmente los actuales niveles de empobrecimiento —reconoce el informe— pero cientos de miles de personas y familias seguirán instaladas en la pobreza, con grandes dificultades para satisfacer sus necesidades básicas", señala el informe.

Así, el porcentaje de hogares en los que todos los miembros están ocupados no alcanza a la mitad (49,6%), de acuerdo con los datos de la última EPA de 2014, y dos terceras partes (67,8%) tienen "algún miembro activo". El informe, que analiza en profundidad las problemáticas relacionadas con el trabajo, señala que "si no se cambian radicalmente las políticas actuales, se mantendrá en el futuro un porcentaje muy elevado de hogares con todos sus miembros activos en paro".

Además, afirman que "no existe ningún ascensor social" para una de cada cinco personas que forman parte del último grupo de población y creen que los mecanismos de movilidad social van a ser "cada vez más intransitables" para la mayoría de la población y que "mejorar en la escala social va a ser cada vez menos frecuente".

Para leer el informe pincha sobre el siguiente enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario