miércoles, 25 de marzo de 2015

LAS CAJAS NEGRAS SON LA ÚLTIMA ESPERANZA DE ENCONTRAR UNA EXPLICACIÓN AL MISTERIOSO ACCIDENTE DE GERMANWINGS

germanwings, accidente,

El avión de Germanwings estrellado ayer se dirigía a la ciudad alemana de Düsseldorf desde Barcelona.  Se trataba de un Airbus A320 de un solo pasillo central que es uno de los más utilizados por la mayoría de flotas aéreas mundiales.

Tanto desde Germanwings como desde Lufthansa han expresado su contrariedad y su perplejidad por el accidente.  El CEO  de Lufthansa, Carsten Spohr, ha señalado que para todos ellos "es simplemente inexplicable cómo un avión tecnicamente impecable pilotado por dos pilotos de Lufthansa con experiencia probada puede haber protagonizado esta tragedia".

Para David Learmount, jefe de seguridad de Flight Global Group Inc., se trata de "un suceso muy inusual que un moderno avión de pasajeros de corta distancia desarrolle problemas a los que la tripulación no pueda hacer frente".

En el momento de producirse la tragedia, el avión, con 150 personas a bordo, acababa de alcanzar su altitud de crucero, cuando comenzó un descenso no autorizado en su trayectoria de vuelo.  A pesar de varios intentos desde las torres de control en tierra, no se consiguió establecer comunicación con la cabina del avión.

Las cajas negras, que en realidad son de color naranja brillante para facilitar su localización, son ahora la única esperanza de encontrar una explicación satisfactoria a la tragedia.  Una de ellas graba todos los sonidos que se producen en la cabina, mientras que la otra recoge una gran cantidad de parámetros técnicos que ayudan a reconstruir segundo a segundo todo lo sucedido en el vuelo desde su despegue hasta su impacto en el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario