miércoles, 4 de febrero de 2015

EL PRECIO DEL PETRÓLEO, O LA CONSPIRACIÓN CONTRA BASHAR AL-ASSAD

siria,

Mientras los mercados todavía debaten si el bajo precio del petróleo es debido a un exceso de oferta desde los campos petrolíferos de Irak o a un importante descenso de la demanda, los movimientos geopolíticos de las grandes potencias aportan datos respecto a las verdaderas causas que se esconden tras sus actuales precios.

El 11 de septiembre (cómo no!!!) de 2014, John Kerry viajó hasta Arabia Saudita.  La versión oficial de aquél discreto viaje apuntaba a la negociación de un acuerdo con los saudíes para conseguir su apoyo a nuevos ataques aéreos sobre los territorios controlados por ISIS (Estado Islámico ó IS).  Sin embargo, las conversaciones giraron en torno al verdadero objetivo del régimen saudita: la eliminación de Bashar Al-Assad y el apoyo a los rebeldes sirios.

Siria es la zona crítica de tránsito de un gasoducto que se extendería desde Qatar hasta un lugar indeterminado del centro de Europa.  El gran respaldo del régimen sirio de Al-Assad es Rusia. En la conversación antes mencionada, los saudíes acordaron seguir manteniendo el petróleo en precios muy bajos con la intención de presionar a Rusia para que cese en su respaldo a Al-Assad.  

Los bajos precios del petróleo intentan conseguir lo que hasta ahora no han conseguido las sanciones económicas impuestas a Rusia por Estados Unidos: eliminar la influencia geopolítica y estratégica de Rusia en Oriente Medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario