viernes, 9 de enero de 2015

GRECIA, FRAU MERKEL Y LOS TITULARES DEL GLOBAL IMPERIAL

grecia, troika,

La ofensiva se extiende por todos los frentes. Grecia y Syriza (y fuerzas de izquierda próximas) son, por el momento, los patitos feos, insumisos y rebeldes de la UE. ¡A por ellos, con fuerza… y más pronto que tarde! 

Un responsable de la UE se atrevió a declarar el pasado 5 de enero, acaso inconsistentemente con otros mensajes del día y la semana, que la incorporación de un país a la zona euro era y es irreversible. Para siempre jamás. Si se entra, no se sale. La rectificación no está en el orden del día, ni ahora ni nunca. La jaula eurística es parmenídea, inalterable.

Los del global por su parte contribuyen a la estrategia con todas sus fuerzas. Están, son del mismo bando. Al servicio del poder.

Titular de la primera página de la edición del pasado lunes 5 de enero: “Alemania asume como inevitable que Grecia salga del euro si gana Syriza”. En la entradilla: lo mismo que lo indicado y además: “y Syriza reestructura la deuda”. Más un recuerdo complementario, para que no habite el olvido: “Berlín ya ejerció su influencia en 2012 ante el avance electoral de la izquierda radical griega”. A ver, a ver: ¿qué asume como inevitable Alemania? ¿Lo hace como si fuera algo externo a sus haceres y presiones, a su realismo sucio-sucísimo? Syriza, pudiendo haberlo hecho como señalan los mínimos cánones democráticos, ¿se ha manifestado a favor de la salida?

La misma información en página 2, más directa, sin tantos miramientos. Titular: “Los líderes europeos presionan a los griegos con una salida del euro”. Más claro aún: “Berlín ve “inevitable” que Grecia deje la moneda única si Syriza gana los comicios”. El presidente checo aporta su granito de sucia y vomitiva arena: “Grecia debe ser expulsada de la Eurozona”. Como nota destacada por el global: “La deuda externa del país supera los 300 mil millones de euros”. Sin desconocer la diferencia de los PIB de Grecia y España, ¿conocerán los autores de la información a cuanto asciende la deuda externa española? Lo recuerdo por si fuera necesario: al cierre del segundo trimestre de 2014, ascendía a más de un 1 billón de euros, cerca del 107% del PIB.

No importa, como decíamos, que Syriza no se ha haya manifestado a favor de la salida del euro de Grecia y haya hablado de estudiar, de analizar, de reestructurar, no de dejar de pagar la deuda. Se trata, sea como sea, de impedir que una “fuerza radical de izquierdas” pueda gobernar. ¿Democracia? ¿Alguien puede hablar de democracia con una pistola en la sien que apunta cargada y delimita el estrecho ámbito de las decisiones? ¿Esa era la democracia afable a los mercados, o consistente con ellos, de la que nos habló en su momento Frau Merkel? ¿Se trata de eso?

Alberto Garzón y Pablo Iglesias lo han señalado con meridiana claridad. Quien habla, quien presiona, quien empuja y avasalla en esos o parecidos términos, no es un demócrata, es un antidemócrata. Ni más ni menos. La democracia no era eso, no es eso, no permitiremos que sea eso. Lo sabíamos pero es bueno recordarlo. Son buitres y quieren tenernos enjaulados. No tienen piedad pero mantienen un solo principio: euros más euros suman euros.

Eso sí, mientras tanto, con urgencia y por la situación política gira hacia la izquierda, EEUU ha pedido –es decir, ha exigido- al gobierno español que Morón de la Frontera (Sevilla) sea la base permanente de su fuerza de reacción para actuar en África. ¿Se acuerdan de aquel “OTAN No, bases fuera”? ¿Era o no era razonable? Los 850 marines desplegados con carácter temporal pasarían a ser fijos y serían miles cuando la situación lo requiriera… según opinión y consideración made in USA por supuesto. La petición debe ser aprobada por las cortes españolas. ¿Cruzamos apuestas sobre las posiciones de los grupos parlamentarios? ¿Qué se dirá entonces de una fuerza política que, soberanamente, se oponga? ¿Se usarán también entonces pistolas cargadas apuntando a la sien de la soberanía ciudadana? 

Un texto de Rosa Guevara Landa para Rebelión.

Azpijoko ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario