lunes, 5 de enero de 2015

DE LA POBREZA ENERGÉTICA A LA MISERIA MORAL

pobreza energética,

El cártel energético, con Iberdrola a la cabeza, los sindicatos de ERE y los políticos de puerta giratoria y sobre fácil han conseguido que todos conozcamos y veamos a nuestro alrededor una nueva expresión de la pobreza que hemos denominado “pobreza energética”. Situación vital consecuencia de sueldos y pensiones bajos, repagos y precio alto de la energía que ha obligado a muchos ciudadanos y ciudadanas a abrigarse con dos o tres mantas, calentar la comida en casa del vecino, elegir los fármacos que compraran y los que no.

Pues ahora, de los mismos protagonistas, conocemos la “miseria moral” de empresarios que despiden miles de trabajadores cuando sus empresas tienen miles de millones de euros de beneficios, compran gobiernos para perpetuar su modelo de negocio. De políticos que por un módico porcentaje miran para otro lado y priorizan la limosna y la caridad para parchear los problemas generados por la pobreza energética en lugar de atajar las causas de la misma. Maximización del beneficio a costa de las personas y el medio ambiente.

Crecer es el nuevo mantra. Consumir más y más energía para seguir creciendo. ¿Utilizando qué energía que no tenemos?

Petróleo, importado, hace ya años que se alcanzó el peak oil.

Gas, importado, proveniente de países interesadamente políticamente inestables. Fracking, a costa de la destrucción del medio ambiente. Se llevan los beneficios y nos dejan un país inhabitable. Quemar basuras, utilizando gas para seguir contaminando el aire y producir escorias altamente contaminantes.

Nuclear, Garoña, nuestra Fukushima. ¿Quién se queda con los residuos nucleares durante los próximos mil años? El hecho de que lleve años sin funcionar y el sistema siga funcionando indica claramente que no es necesaria.

Este es el panorama energético que nos presentan PP, UPN y PNV. Una huida hacia delante de contaminación, insostenibilidad y sillones en consejos de administración. No existe planificación energética a largo plazo que no incluya una apuesta decidida por las energías renovables. Dicen que están a favor ¿cómo no? Decir lo contrario es impopular. Por eso PNV, UPN y PP están locos por el gas del Fracking. El PNV vota en Madrid a favor de un Real Decreto dictado por Iberdrola que da la puntilla a las renovables y al autoconsumo eléctrico, ahora sabemos que vendió a la ciudadanía a cambio de una rebaja en los peajes eléctricos para la industria vasca. Al grito de Euskadi es gasista, locos por los ciclos combinados, Boroa, por quemar basura con gas, Zabalgarbi. ¿Para la ciudadanía? Contaminación, dependencia energética, pobreza energética y caridad.

Por eso apostamos firmemente por un nuevo modelo energético, en el que todos seamos conscientes de la importancia de la energía, sostenible, sustentado en energías renovables pasando necesariamente por un descenso de la cantidad de energía consumida, basado en el ahorro y la eficiencia, descentralizado y en manos de la ciudadanía.

Un artículo de Juan María Sánchez y Asier Vega, miembros de la Mesa de Ecología de Alternatiba.

Azpijoko ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario