lunes, 17 de noviembre de 2014

FLORIDA: LA MITAD DE LA POBLACIÓN VIVE POR DEBAJO DEL NIVEL DE POBREZA

pobreza en florida

Casi la mitad de los residentes de la Florida, incluyendo gran parte de la glamorosa mitad sur del estado, están sobreviviendo a duras penas y viven por debajo del nivel federal de pobreza o pasando trabajo para pagar por la comida, la vivienda, el cuidado de los niños y otras necesidades básicas, de acuerdo con un estudio de United Way dado a conocer el martes.


Conocido como el informe ALICE, el estudio examina de cerca a los pobres con trabajo (the working poor), esas personas atrapadas entre los indigentes y la clase media del país, que vive de un cheque al otro al borde del desastre financiero. A nivel estatal, alrededor de 2.1 millones de familias caen dentro de esa categoría, concluyó el informe. En el sur de la Florida, las tasas son aún más altas: 21 por ciento de las familias en el condado Miami-Dade viven por debajo del nivel federal de pobreza y otro 29 por ciento no puede permitirse un presupuesto de supervivencia.

En los condados Broward y Monroe, las cifras son igualmente sombrías, con el 47 y 48 por ciento viviendo por debajo del nivel de pobreza o pasando trabajo para cubrir sus necesidades básicas, de acuerdo con el informe.

“Esto es pasar trabajo sólo para conseguir educación, acceso a atención médica, transporte y atención a los niños”, dijo María C. Alonso, miembro de la junta directiva de United Way Miami-Dade y copresidenta del Comité de Impacto a la Comunidad del grupo. “Es una revelación”.


Para elaborar una fórmula que defina a los pobres con trabajo, investigadores de la Escuela de Asuntos Públicos y Administración de la Universidad Rutgers en Newark calcularon el costo real de la vida en diversas comunidades de la Florida y otros cinco estados. Luego diseñaron un presupuesto de supervivencia, o sea, la cantidad necesaria para cubrir las necesidades básicas, y lo matizaron con las estadísticas sobre el costo de la vivienda, los sueldos y otros indicadores para llegar a sus conclusiones.

El estudio es el segundo esfuerzo del equipo de Rutgers por examinar la pobreza. En el 2009, United Way llevó a cabo un proyecto piloto en Nueva Jersey y lo encontró tan efectivo en cuanto a la comunicación de las necesidades de los pobres que expandieron el estudio a otros cinco estados, entre ellos Florida.

Pero definir la pobreza puede ser difícil. Los economistas han pasado trabajo por mucho tiempo para encontrar la mejor manera de medir las necesidades financieras de los pobres de la nación. Desde que el gobierno federal estableció Pautas oficiales federales para medir el nivel de pobreza en 1965, solamente ha puesto al día sus métodos para calcular la medición una sola vez — en 1974 — llevando a algunas agencias a multiplicar la tasa federal de pobreza o encontrar otros factores.

“La pobreza es una medida tanto absoluta como relativa”, explicó Philip K. Robins, economista de la Universidad de Miami.

Las medidas pueden varias enormemente y ser relativas a quién está midiéndolas, explicó. Los altos costos de la vivienda en el sur de la Florida y los Cayos podrían ser problemáticas para una familia de clase media de Jacksonville. También hay que tener en cuenta los esfuerzos regionales: qué tipo de alivios fiscales ha y disponibles; si hay suficientes programas preescolares gratuitos; si el estado se atiene a la Ley de Atención Médica Asequible.

Robins sospecha que las cifras de ALICE son altas y podrían no tener en cuenta todos los subsidios gubernamentales.

“El concepto de ‘supervivencia’ varía de una persona a otra”, dijo. “Afirmar que la mitad de las familias están pasando trabajo para cubrir las necesidades básicas, no estoy seguro de que eso sea real”.

En el condado Monroe, los costos de la vivienda y la falta de asistencia infantil de calidad que sea asequible han creado una tormenta perfecta, dijo Margie Smith, presidenta de United Way en los Cayos de la Florida. El condado tiene una tasa de pobreza más baja que los demás, de sólo el 12 por ciento. Pero el número de familias que pasan trabajo para sobrevivir según los parámetros del estudio es más alto, del 36 por ciento.

“Es fácil vivir aquí, estar en un lugar hermoso y no tener idea del trabajo que pasan tus vecinos”, dijo Smith. Pero el informe brinda una manera mejor para que la comunidad en general examine “el trabajo que pasan sus vecinos, y la proporción de nuestra economía que se ha hecho frágil”.

Para sus presupuestos de supervivencia, los investigadores de Rutgers determinaron que una familia de cuatro en la Florida requeriría $47,484 y un adulto soltero $18,624, o sea, alrededor del doble de la tasa federal de pobreza. El presupuesto de supervivencia aumenta en dependencia de la ubicación: un presupuesto de supervivencia para una familia de cuatro en los Cayos sube a $61,962. Los presupuestos de supervivencia incluyen costos de vivienda, cuidado infantil, comida, atención médica y transporte para áreas particulares. Los investigadores calcularon además el número de familias que consideraban familias ALICE (Empleados con Límite de Activos y Limitaciones de Ingresos).

Un artículo de Jeremy Staletovich, periodista del "Miami Herald"

Fuente del artículo:  Contrainjerencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario