martes, 23 de septiembre de 2014

PEDRO SÁNCHEZ Y EL POPULISMO


Las últimas entrevistas y actos de Pedro Sánchez apuntaban hacia una nueva estrategia del PSOE: la crítica frontal contra Podemos llamándolos constantemente “populistas” y buscando atemorizar a la gente. Dejando a un lado el debate sobre porqué se utiliza de forma peyorativa un término como “populismo” que en su más estricta definición atendiendo a su raíz significa “perteneciente o relativo al pueblo” y siguiendo este uso peyorativo institucionalizado que él hace podríamos decir que la actuación de ayer de Pedro Sánchez en el programa del corazón “Sálvame” es un acto populista de manual, la cual suscitó desde el primer momento un gran debate en Twitter tras la publicación de mi tuit (https://twitter.com/RubenFdezAviles/status/512269030091395072) y la contestación rápida del propio PSOE tanto por medio de su cuenta oficial (https://twitter.com/PSOE/status/512270636656648192) como a través de miembros como Javier Losada (ex-alcalde de La Coruña) o Carla Antonelli (diputada en la Asamblea de Madrid). 

Recordemos los antecedentes y los hechos: en los últimos días hay un enconado debate sobre el festejo del Toro de la Vega de Tordesillas (gobernada por el PSOE, cuyo alcalde ha defendido esa tradición), en contra del cual se han manifestado numerosos colectivos y personajes públicos entre ellos el presentador de “Sálvame” Jorge Javier Vázquez, confeso votante socialista. Durante una parte del programa Jorge Javier criticó duramente el Toro de la Vega llegando a decir que no volvería a votar al PSOE mientras hubiera gente del partido que defendiera esa barbarie. En ese momento el nuevo Secretario General del PSOE entra por teléfono para hablar con Jorge Javier y decirle que él está en contra de los toros y para prometerle que si gobierna llevará una medida para proteger a los animales, tras lo cual Jorge Javier dice que le devuelve su voto.

Que el líder del principal partido de la oposición participe en un programa de cotilleo es inusual, pero que lo haga en un programa que lidera el ranking de denuncias por comportamientos inapropiados en horario infantil para anunciar al presentador de dicho programa una medida que no ha anunciado antes en el Congreso encaja perfectamente con una acción populista. Primero, porque el alcalde de Tordesillas es del PSOE y ha apoyado la barbarie del Toro de la Vega mientras él siendo su jefe no le ha desautorizado en ningún momento. Y recordemos que tiene poder suficiente para imponer decisiones como anteayer (martes 16 de septiembre) con la votación en el Congreso en contra de un referéndum para que la gente pudiera elegir su modelo de Estado. Y segundo, porque tanto la medida como las explicaciones acerca del Toro de la Vega debería darlas en el Congreso de los Diputados. No hacerlo es una falta de respeto a la Democracia y a toda la ciudadanía, a los restantes 45 millones de españoles que no ven ese programa y que no se han enterado de sus explicaciones. 

Pedro Sánchez debería decirle a Pedro Sánchez que salir a dar explicaciones en un programa del corazón para criticar el maltrato animal en vez de hacerlo en el Congreso mientras consiente que su alcalde en Tordesillas lo defienda es populismo de manual.

Rubén Fernández-Avilés. Historiador por la UCM. Director de la revista H&. Miembro de Podemos

Azpijoko ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario