viernes, 12 de septiembre de 2014

MENTIRAS, MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y OTRAS MISERIAS


La veracidad y la objetividad han quedado eliminadas en los Centros de Comunicación tanto visuales como escritos; la fabricación de la mentira se ha apoderado de grandes monopolios de la información y está siendo un determinante a la hora de sacar una publicación; la prensa y los medios burgueses siempre han tenido cierta autonomía, sin embargo ahora no, dependen directamente de los poderes económicos, de hecho con esta crisis-económica a nivel mundial se han apropiado de casi todos los medios de comunicación y lo han configurado para sus propios intereses sociales-económicos; la libertad y la autonomía periodística han sido anuladas en el sagrado nombre del dios mercado. En los consejos de administración de los medios se sientan los grandes bancos donde mandan la estrategias a seguir.  

Pero han cruzado la línea roja de la manipulación con la obsesión por apoderar la criminal conducta de los gobiernos occidentales y sobre todo el comportamiento de Obama y su imperio de terror hacia Cuba, Venezuela, Bolivia, Oriente Medio y Euro-Asia en su intentos de justificar el golpe de Estado en Kiev y los intentos en otros países. Es tal la influencia de estos medios de comunicación occidentales que pretenden cambiar la opinión social y encausarla a su pensamiento único como la única alternativa posible. Labor casi imposible en un mundo multipolar donde la conciencia juega un rol importante a la hora de determinar lo justo y lo injusto, con las referencias históricas de acontecimientos pasados donde la razón pone de manifiesto el comportamiento de los valores poco éticos desarrollados por el imperialismo y las desastrosas políticas llevadas a cabo con total impunidad, situándola fuera del contexto de la legalidad internacional.


Cuestión de más para analizar las conductas criminales elaboradas por la potencia imperialista norteamericana y la falta de decisión de una Unión Europea que solamente se pliega y no presenta batalla ante los fracasos sucesivos que las políticas de Washington realiza y el debilitamiento que le causa.

Cuando unos medios de comunicación pretenden influir en la opinión social/mundial, cayendo en la manipulación de la realidad que otros medios alternativos no comparte y que difunde con total claridad de detalles más cerca de la objetividad que de la mentira, es que esos medios han cruzado la línea roja, creando columnas de opinión diferentes que causan poca credibilidad.

Los acontecimientos surgidos después de 11-S y la imparable maquinaria de matar adoptadas por Washington y la coalición creada para combatir el terrorismo internacional, invadiendo países soberanos, es solamente una excusa con fines geoestratégicos que lo único que ha creado es el caos, aumento del terrorismo que ellos mismo financian, disminuyendo significativamente la seguridad internacional, convirtiendo a todos los ciudadan@s es escudos humanos.

En su obsesión obscena, estos medios han pretendido justificar el golpe de Estado en Kiev contra un gobierno legitimo y la puesta en marcha de un defacto gobierno nazi con la ayuda de EEUU-UE, que al día de hoy van más de 2.000 victimas mortales y cerca de un millón de desplazados.

Las turbulencias opositoras en Venezuela ha sido creadas y financiadas por Washington con la intención de derrocar al gobierno legitimo salido de la urnas y poner un títere como en Kiev. Sin embargo estos medios no se cansaban de repetir que amplias masas de ciudadanos estaban en contra del Presidente Maduro y salían a la calle donde estaban siendo reprimidos criminalmente, cosa totalmente incierta ya que los que asesinaban eran la oposición mezcladas con el narcotrafico de Colombia como se ha visto muy claro, así “que el tiro le salió por la culata” a Washington.

Si nos trasladamos a Oriente Medio, más de lo mismo, la misma cobertura mediática que derrocha sus capacidades de engaño y manipulación.

Las consecuencias son evidentes: fracasos tras fracasos que la deriva imperialista nos suministra día a día, inestabilidad en el sistema-mundo, ciclos económicos de estancamientos que el mismo sistema capitalista reproduce violentamente aumentando la pobreza y el desenlace de una posible explosión social.

La adopción del neo-liberalismo como única alternativa es capaz de engendrar verdaderos monstruos que amenazan la convivencia pacifica de los pueblos, ante tanta impotencia los estados nación que han dejado de funcionar y amenazan su extinción. Se plantea la conveniencia de que el poder-popular tome la iniciativa de regir los destinos de los pueblos por medio de consejos obreros y asambleas constituyentes, donde la ciudadanía tome el protagonismo político que debería configurar la única alternativa posible. 
 
Un artículo de Juan Gracía Calero, para Rebelión.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario