miércoles, 2 de julio de 2014

SOBRE LA ESCANDALOSA "REFORMA FISCAL" DEL PARTIDO POPULAR


Uno de los aspectos más claros que necesita la economía española es una reforma integral de su sistema fiscal. Conocidas las propuestas de esta reforma del PP, cabe preguntarnos: 

¿Es esta la reforma fiscal que necesita el país? La respuesta es clara y diáfana, NO. Es una nueva chapuza impositiva, movida por los intereses electorales del PP y nada tiene que ver con las necesidades del país. 

En España está justificada una reforma fiscal siempre y cuando intente solucionar sus dos grandes problemas. En primer lugar, la insuficiencia de recursos recaudados, debido a las grandes modificaciones impositivas que a lo largo de estos años tanto PP como PSOE han realizado y provocado la total ineficiencia del sistema fiscal del Estado. 

El segundo gran problema es el conseguir la disminución de la desigualdad social del país, que según el reciente informe de la OCDE, nuestro país es el que más ha pagado la crisis, con un crecimiento exponencial de la desigualdad, muy por encima de Grecia, Irlanda o Portugal. Un dato es significativo, el 27% de los niños españoles, es decir, 2.306.000 de niños están en riesgo de exclusión social. 

En los cuatro primeros años de la crisis (2007-2011) el ingreso medio del 10% más pobre de la población española retrocedió 7,5 veces más que los que cayó la renta del 10% más rico. A esto habría que añadirle los peores años de la crisis con el gobierno del PP que todavía no hay estadísticas. 

España tiene un problema de recaudación fiscal muy importante. Sin embargo, se nos vende que la presión fiscal en nuestro país es muy alta, pero es una nueva mentira. Mientras que la Unión Europea a 27 alcanza una recaudación del 40% del PIB, nuestro país sólo recauda el 32,4% 

La recaudación fiscal entre los años 2007-2011 ha caído un 5,4% del PIB, mientras que en la Unión Europea a 27 sólo ha sido del 0,5%, lo que demuestra la ineficiencia del sistema fiscal español. 

La presión fiscal es muy fuerte en las rentas del trabajo, donde sí estamos a niveles europeos. El problema viene en otros impuestos como los del capital, sociedades, que son muy bajos y que favorecen a las elites económicas, vamos que los ricos no pagan impuestos en España, pagando solamente las clases trabajadoras y las medias. 

Otra pregunta que cabe hacernos ¿Es este el momento de una rebaja impositiva? Evidentemente NO. En este año, los ingresos públicos comienzan con un desfase de 15.000 millones menos de lo presupuestado. La Seguridad Social tiene un déficit de 20.000 millones de euros. A todo ello hay que unirle que todavía queda por hacer un ajuste fiscal de más de 40.000 millones de euros para cumplir con el acto de fe del 3% de déficit. 

Si a todo ello unimos, que la deuda pública ha crecido durante el gobiernos de Rajoy en 300.000 millones de euros y ronda el billón de euros, significando ya el 94% de nuestro PIB anual. ¿Creen Vd que se deben de bajar impuestos? ¿No se debería recuperar y mejorar los servicios sociales perdidos y que los ricos pagaran impuestos?
 
Con estos datos expuestos aquí, todos ellos alarmantes, que cuestionan seriamente nuestra economía, podemos afirma que esta reforma no es lo que necesita el país, sino que tiene que ver con la proximidad de las lecciones y donde el PP necesita recuperar electorado. 

Siempre he defendido la necesidad de una reforma fiscal profunda, por un gobierno serio. que mire por los intereses generales del país, basada en un sistema muy progresivo, que elimine las ingentes exenciones fiscales que facilita muchísimo la elusión fiscal de las clases ricas. 

El problema de la falta de recaudación fiscal es debido a la defraudación fiscal, que es ampliamente permitida desde los poderes políticos y que se sabe perfectamente dónde está localizada. Se calcula que el fraude fiscal en nuestro país es de 88.000 millones de euros anuales, y de esta cantidad el 73% de este fraude es realizado pro las 35 empresas que componen el IBEX 35, otro 10% corresponde a profesiones liberales. 

En el proyecto del PP no se encuentra medida alguna que plantee con seriedad la lucha contra la defraudación, esto es así, porque la inmensa mayoría de los defraudadores importantes son votantes del PP. En el año 2014, la economía sumergida representa ya el 25% de su PIB, es decir, unos 260.000 millones que están fuera del sistema tributario. Nada de esto se toca en el proyecto del PP. 

El Partido Popular en vez de fortalecer la Hacienda Pública la debilita. Debemos saber que cada vez hay menos inspectores y técnicos porque no les interesa la lucha contra el fraude. El PP dedica a la gestión fiscal el 0,1% del PIB, mientras que algunos países de nuestro entorno llegan al 0,5%. Para hacer operativa a la Agencia Tributaria se necesitaría aumentar su plantilla en un 50% para llegar a los 40.000 funcionarios. Por cada 0,8 euros invertidos en la Agencia Tributaria, se consiguen 100 euros en recaudación 

Sirva como indicativo de la reforma del PP, la eliminación de los dos tramos más altos de tributación, provocando muy poca progresividad fiscal, lo que hace que pague igual un español, que gane 60.000 euros anuales, que un ejecutivo que gana cinco millones de euros. Así por ejemplo, el Sr Botín se va a ahorrar unos 230.000 euros anuales en el IRPF con la reforma del PP, mientras que la rebaja media a los trabajadores será alrededor de 170 euros anuales ¿Es esto equitativo?
 
El impuesto de sociedades de las empresas del IBEX 35 produce escándalo, pues van a pagar mucho menos. Sirva como ejemplo que el Banco Santander sólo tributo en el impuesto de Sociedades el 4% de sus beneficios ¿Es esto una reforma fiscal equilibrada? Con la situación fiscal descrita, está claro a quién beneficia esta reforma, al igual que sabemos a quién ha beneficiado la reforma laboral, la LOMCE, la privatización de la sanidad….. Toda la política del PP va encaminada sin disimulo alguno a beneficiar a las elites económicas y a perjudicar a las clases trabajadoras y clases medias. 

Pasadas las elecciones, nos dirán, que no hay dinero, para así `poder justificar los nuevos recortes, que provocarán estas políticas partidistas del PP. Basta ya de mentiras señor Rajoy. Retiren esta ley obscena de reforma fiscal y trabajen para dar una salida justa a la crisis del país. Ya saben que donde más duele al PP es en el voto. Pues ya saben que deben hacer. 

Un artículo de Edmundo Fayanas Escuer.

Azpijoko ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario