viernes, 30 de mayo de 2014

KIEV INTENSIFICA LA GUERRA


Proyectiles de artillería, bombardeos de cazas, misiles antiaéreos que derriban helicópteros, secuestro de observadores internacionales y combates que se generalizan en las regiones de Lugansk y Donetsk, decenas de muertos en ambos bandos y la posibilidad de una solución dialogada más lejos que nunca.

Esta es la peligrosa foto de la situación sobre el terreno derivada de la decisión del magnate chocolatero Petro Poroshenko, ganador de las presidenciales del domingo, de apostarlo todo a la "mano dura" y a una salida basada en el "aplastamiento militar". 

El fin de la ofensiva de Kiev no se vislumbra por ninguna parte y la salida política tampoco.  Así las cosas, el nuevo punto de partida que Poroshenko prometió a los ucranianos parece ser aquél que abre la vía a una guerra abierta.  Si fuera astuto, negociaría con los rebeldes, intentaría no provocar a Rusia y pararía su alocado sprint hacia la Unión Europea y la OTAN.

Rusia, además, no es el único "problema" de Ucrania.  Poroshenko es un oligarca y representa a la casta que las protestas de Maidán, en teoría, quería barrer de la política.  Pero eso parece caer en el olvido entre el sonido de las bombas.

Fuente: GARA

No hay comentarios:

Publicar un comentario