viernes, 7 de marzo de 2014

SON UNA FÁBRICA DE PRODUCIR POBREZA


En el Guggenheim están los del consenso neoliberal. Comparten muchos objetivos: la agenda antisocial, favorecer la acumulación de capital y debilitar a las fuerzas progresistas políticas, sociales y sindicales. Representan a un capitalismo sin equilibrios; el único que hay. Un capitalismo que ha visto su oportunidad en una crisis que él mismo ha creado para reafirmarse.

Dentro del Guggenheim están los que mandan y los que les obedecen aparentando que mandan: la política que gobierna. Sufrimos un capitalismo despiadado que exige más y se le da. ¿Quienes están?
Multinacionales y banca. El poder de verdad que se beneficia de las políticas que se hacen. Está Galán (Iberdrola), que chantajea a los gobiernos reivindicando un mundo donde las leyes no limiten obtener el máximo beneficio. Están BBVA y Santander, que se frotan las manos viendo cómo se privatiza todo el sector financiero; se frotan las manos obteniendo dinero público (gratis o muy barato) para especular y aumentar su negocio.
Instituciones antidemocráticas. FMI, Comisión Europea... Instituciones que sancionan a los gobiernos si no sacan nota aplicando políticas antisociales. Está Christine Lagarde, que ostenta un estatus especial para no pagar impuestos en ningún lugar del mundo. Está la OCDE que, al servicio de los gobiernos y del capital, orienta la necesidad de más reformas y recortes.

Gobierno español. Un gobierno que saca provecho de la reforma constitucional que aprobó con el PSOE para desarrollar la destrucción de derechos laborales, sociales, libertades públicas... Una involución antisocial. Los gobiernos -todos- aparentan que “se les obliga” a hacer. No es verdad: las políticas son acordadas. Rajoy acuerda con la Troika. Rajoy acuerda en el Eurogrupo toda la política que se aplica en el Estado español. Y, una vez decidida, a través de leyes básicas y de acuerdos con los gobiernos de las Comunidades Autónomas, logra que su política sea la única política en el Estado. La única.

Y acude el gobierno vasco. Sí, más allá de la propaganda, los temas importantes que definen las políticas públicas se acuerda con el PP: el déficit público, la prioridad del pago de la deuda, la disciplina presupuestaria, los recortes sociales, la fiscalidad... Eso sucede por igual en la CAPV y en Navarra. 

Está la monarquía. Tienen necesidad de pasear a una institución que no puede estar más desprestigiada. Los últimos acontecimientos han permitido que la gente en general sepa a qué dedican el tiempo libre; es decir, todo el tiempo. 

Ellos son la antipolítica. Es inaceptable lo que sucede en Europa: la deserción de la política clásica, la desvergüenza de la socialdemocracia, que se ha convertido en una simple marca electoral... Todo esto sucede mientras la extrema derecha crece. ¿Qué desastre de Europa están construyendo? ¿Solo nos preocupa a nosotros-as?

CONSECUENCIAS DESASTROSAS

Lo que sucede no se puede entender sin analizar la conexión entre la política y los negocios. Si no lo hacemos, no nos vamos a enterar de nada.

Parlamentos irrelevantes, cambios de gobierno irrelevantes... La democracia está siendo saboteada. Y los gobiernos -y los partidos que los apoyan- dan todo su apoyo, aceptando unos límites que se mueven entre neoliberalismo y neoliberalismo. La política es una cuestión de matiz y de retórica. Miedo como elemento de disciplina social. Ellos son fuertes en la medida que atemorizan. Por eso, para su estrategia el desempleo no es una preocupación sino un arma. Incluso se atreven a formularlo: “Aprovechemos el momento; si la situación cambia no podremos hacer las reformas que nos interesan”.
Máquinas de producir pobreza. un deterioro social sin precedentes. Defienden sin rubor un aumento de las desigualdades sociales, convirtiendo el empleo digno en una quimera, destruyendo todo lo social, privatizando la economía... Por encima de cualquier derecho social, en lo laboral atacando los salarios, de libertades civiles y de derechos humanos, se coloca la competitividad y el mercado.

¿Cuáles son las prioridades? La corrupción campa a sus anchas. Combatir la corrupción no es una prioridad. La corrupción es estructural y les es útil. En Europa solo es una prioridad aquello que si no se cumple conlleva una sanción y la corrupción no se sanciona. En Europa se sanciona la protección social y laboral. ¿Por qué combatir la corrupción, que está minando la credibilidad de la política, no es una prioridad? ¿Por qué, como sucede en el Estado español, se deja que sean los corruptos los que deciden esa política? ¿Por qué se desprecian informes que indican que, junto al desempleo, la corrupción es la mayor preocupación de los ciudadanos? ¿Por qué Europa sanciona el incumplimiento del déficit (si es para gasto social) y permite, consiente y comparte mesa con corruptos. A eso han venido a Bilbao: a aplaudir la diligencia con que actúan los corruptos. ¿Que objetivo tienen estas cumbres? Ayudar a los gobiernos a capear el temporal, convertirlos en “gente importante” para que recuperen su gastada reputación e insistir, mintiendo, en que esta es la única política posible. El sistema capitalista los necesita porque son muy funcionales y le tienen que seguir sirviendo.

EL TÍTULO DE LA CUMBRE ES PARTE DE LA FARSA

Ajustes y recortes son incompatibles con la economía real y empleo. Insistir en políticas de ajuste aumenta el desempleo y empobrece a nuestra gente. “De la estabilidad al crecimiento”. No, en absoluto. Es título debiera ser “Políticas que favorecen el empobrecimiento” o “Estrategias para favorecer la acumulación de capital”. 

Apostar por un modelo económico “exportador” supone un tremendo empobrecimiento. Lo saben; es lo que han hecho en otros lugares. El modelo exportador beneficia a las multinacionales. El modelo exportador baja salarios, incrementa jornadas, aumenta flexibilidad, crea bolsas de pobreza cada vez más grandes, reduce impuestos al capital, modifica leyes medioambientales...

La apuesta por un modelo exportador ha causado mucho daño en el mundo. La libertad sin límite del movimiento de capitales, la utilización de los paraísos fiscales junto a la estrategia de poner en fila de a uno a los gobiernos causan más muertes en el mundo que muchas guerras.

¿QUÉ ES VERDAD DE LO QUE NOS CUENTAN?

Los gobiernos hablan de políticas en favor del empleo destruyéndolo; hablan de presupuestos sociales reduciendo las prestaciones... La política está cargada de propaganda, eufemismos y retórica. ¡Pongamos ejemplos locales! 

Privatización de Kutxabank. También en la política vasca hay personas que cumplen la función de “Caballo de Troya” para, desde dentro, hacer el trabajo. Ese es el caso de la privatización de las cajas vascas. Citamos al responsable de las Cajas de Ahorro en Alemania cuando dice: “Las Cajas abandonaron el principio de arraigo territorial y, cada una de ellas, quiso batir a las demás en la concesión de créditos para el sector inmobiliario. Menos mal que no hemos cometido el mismo error en Alemania, aunque muchos nos lo han pedido en los últimos años. En España -continúa- las ayudas de Estado deberían emplearse para que las Cajas vuelvan a ser auténticas entidades de ámbito local y corregir el rumbo equivocado hacia las sociedades de capital”. Aquí no quieren que sea así. Es una indignidad.

Citamos también a un representante del PP al que se le entiende muy bien: “La puesta en manos del capital privado de las cajas ya estaba proyectada desde el mismo momento en que se materializó la creación de Kutxabank”. Sí, la estrategia estaba diseñada para poner en manos privadas un patrimonio de todos con una historia de más de 150 años. Es inaceptable que la clase política vasca ponga cara de sorpresa y hable ahora de que es un problema de “plazos” y no de fondo. Es, una vez más, la adaptación de la política a los límites que se le imponen desde fuera. 

La solución de Kutxabank es muy sencilla: Volver a ser Caja y repensar el modelo para ponerlo al servicio de las necesidades de la gente, para localizarla, para que abandone los negocios especulativos y sirva a la economía real. 

Invitamos a que se repase la hemeroteca para revisar promesas e incumplimientos. Nos dijeron que no se iba a privatizar, que era la joya de la corona vasca, que era el embrión del banco publico vasco... Era mentira; van a poner lo poco que queda de control público al servicio de los negocios privados. No podían consentir que el 50% del mercado financiero vasco estuviera vedado al beneficio privado. Lo sabían desde el principio. Sabían que las leyes se iban a cambiar y que iban a tratar igual a Bankia y a la BBK, la Vital o la Kutxa

Otro ejemplo local de manipulación. En septiembre de 2013 el PNV y el PSE-EE hicieron el “Acuerdo para conseguir una Euskadi más moderna, solidaria, sostenible y competitiva”. En su introducción decían: “No podemos olvidar (…) que las recetas económicas aplicadas, tanto en Europa como en España, so pretexto de mitigar los efectos de la crisis, no han hecho sino recortar gravemente el Estado de Bienestar y el equilibrio social que tanto esfuerzo nos había costado construir.
Quienes no compartimos este camino -terminaba la introducción- tenemos que adoptar las medidas necesarias para hacer frente a estas políticas...”. Pura hipocresía.

Ese acuerdo, pasado un tiempo, ha sido ratificado por el PP. Es la prueba del algodón de hasta dónde se son capaces de manipular el lenguaje. La introducción no tiene nada que ver con el contenido de sus políticas. Su presencia en el Guggemheim sí es coherente. Hablan en tercera persona como si ellos (PSOE y PNV) no estuvieran haciendo lo mismo. Hay que repetirlo cuantas veces podamos: las políticas son acordadas entre todos los que están ahí dentro. 

Una prueba de ello es el acuerdo sobre el Concierto firmado el 14 de enero con el PP. En el mismo, se acuerda la disciplina presupuestaria hasta el año 2017. Miles de millones de euros de recortes que nos volverán a afectar. Por eso, repetimos, están de acuerdo en las políticas a realizar, y su presencia en el Guggenheim es coherente. Movilización social. Es todo un desafío no perder nuestras referencias sindicales, sociales y políticas. El capitalismo vigente ofrece desigualdad, pobreza, desestructuración, inseguridad y autoritarismo. Es el nuevo fascismo con apariencia democrática. 

No es posible un acuerdo con quienes están ahí dentro. No lo quieren; quieren nuestra subordinación. Y, conscientes de que es así, nos reafirmamos en una conclusión: solo la movilización social creará las imprescindibles contradicciones para que la política de un giro radical. 

Eso es lo que hay que trabajar y, por supuesto, eso no será posible si buscamos acomodo en el consenso neoliberal.

Final. Hoy [3 de marzo] hace 38 años morían cinco trabajadores en Gasteiz defendiendo una vida digna, reivindicando la defensa colectiva... Han venido un 3 de Marzo 38 años después. Nunca se han ido. Y a estos les hemos recibido como se merecen. GO HOME! Alde hemendik!

(Adolfo Muñoz, "Txiki")  Secretario General del Sindicato ELA

 Azpijoko ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario