miércoles, 26 de marzo de 2014

HISPANISTÁN: ABSUELTO UN PRESO DESPUÉS DE MUERTO


Antonio Guile Martinez fue encarcelado en el año 2011, condenado a dos años y ocho meses de prisión por un caso de robo con violencia.  Los hechos tuvieron lugar en Sevilla, cuando en mayo de 2010 una mujer fue atacada por un hombre mientras circulaba en su coche por la capital andaluza.  El ladrón rompió la ventanilla del copiloto con una piedra, hiriendo a la víctima y robándole el bolso.

Una vez en comisaría y durante el juicio posterior, la mujer identificó en las diferentes ruedas de reconocimiento a Antonio Guile como el individuo que la asaltó.   Antonio ingresó en prisión, donde falleció quince meses después.

Poco después de su fallecimiento, el laboratorio de ADN de la Policía Científica envió al Juzgado de Sevilla los resultados de una prueba realizada con los restos de sangre del ladrón encontrados en el exterior del automóvil.  Las pruebas demostraron que Antonio no fue el autor del robo, sino que el ladrón era otro hombre detenido en otro atraco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario