miércoles, 26 de marzo de 2014

EEUU ¿EL MATÓN AL QUE TODOS TEMEN?


La hipocresía que demuestra el imperio yanqui no tiene límites. EEUU siempre ha sido así, desde su creación. Es un país de aluvión, un refugio para los delincuentes de Europa y Asia manejado a su antojo por los judíos sionistas, los peores criminales (Meyer Lansky, Bugsy Siegel, Longy Zwillman o Moe Dalitz fueron los más peligrosos gángsteres de la época dorada de la proscripción del alcohol, el juego, la prostitución y los narcóticos). Un país sin principios morales, un nudo de genocidas, y no me refiero solo a sus dirigentes, sino a sus habitantes, en general. EEUU es un país anti-democrático, con un Legislativo controlado y corrompido por lobbys étnicos y corporaciones multinacionales. Por eso, porque la verdad se disfraza con la mentira opuesta, divulga en los falsimedia occidentales (de Sión casi todos) que su democracia es un modelo deseable y, lo peor, exportable.

Obviamente, EEUU no puede dominar el mundo. Sus ciudadanos no saben hablar más que su deformado y grotesco inglés y no respetan ningún valor que no sea el dinero, pues desconocen siquiera el verdadero concepto de riqueza. No aprenden nada, le tienen pavor a la cultura. Donde llegan, destruyen el pasado porque ellos no tienen pasado, y el que tienen es mejor olvidarlo (el saqueo del Museo de Bagdad es un ejemplo para despertar conciencias). Pueden corromper líderes con sus verdes papeles judíos falsos, pero no pueden ocupar el mundo, asentarse sobre el terreno. Son 300 millones de subhumanos de los cuales los dominantes no pasan de unos pocos millones. El resto son esclavos de razas subyugadas: negros, hispanos, chinos, indios, musulmanes...

La realidad es que en EEUU manda la extrema derecha conformada por una casta de ricos blancos aliada con el sionismo internacional, que domina las finanzas y los negocios. Ambos coinciden en su intención de dominio del planeta, sin pararse en la evidencia de que son muy pocos, pues piensan que la corrupción les permitirá salir adelante.

El dólar está en quiebra, pues el país que lo respalda lo está también, pero sigue funcionando como señuelo en el mundo gracias a la inmensa cantidad de avariciosos e idiotas que existen, que le dan valor. Pero el sionismo sabe que podrá reemplazar el dólar cuando convenga por otra moneda internacional. Para ello, la casa de Rothschild, que es la beneficiaria de todos los saqueos de países indefensos, posee más de la mitad del oro del mundo.

La forma de ver la vida del americano es "detrás de mí, que todo reviente". Ni hijos, ni futuro, ni nada. Es un país de depredadores que, a la ley del más fuerte, le llama libertad. Que ve morir a la gente ante sus ojos y ni se detiene, amparándose en conceptos huecos como libertad, competitividad, libre empresa, consumo, bajos impuestos, liberalismo...

En EEUU jamás existió esa libertad. Las persecuciones de minorías, los corredores de la muerte llenos de negros, la esclavitud, la explotación; y más recientemente, las desapariciones de personas, las prisiones clandestinas, los asesinatos selectivos, se han proyectado siempre hacia el exterior. Es el sistema que exporta.

Como no conoce los principios morales, suele fallar cuando se enfrenta a ellos, como por ejemplo en Vietnam. Una gente sin patria se estrelló contra el nacionalismo comunista. Y se cagaron por la pata abajo literalmente. Los norteamericanos son cobardes y no gustan de las peleas igualitarias. Lo que les gusta es dar palizas entre varios a un inválido y luego ponerse unas medallas al valor.

Lo que se denomina influencia cultural norteamericana es simple exportación de ignorancia y de moda para ignorantes, incluyendo todas las perversiones: drogas enajenantes, hedonismo y relativismo moral. Es, por ejemplo, conseguir que un desaguisado de Warhol valga más que un Greco auténtico. Y encima eso se vende como progresismo. Nuestros jóvenes americanizados son nulos, no cabe esperar nada de ellos: serán esclavos voluntarios. Encantados de serlo. Se compran camisetas con la bandera americana y les parecen muy bonitas.

La realidad es que EEUU no es un miembro más de la sociedad de naciones. Es un matón abusador, un parásito y un peligro para todos. Sus crímenes son horrendos y, si de veras existiera un tribunal penal internacional, varios de sus presidentes estarían en la cárcel por genocidio. Pero EEUU no se somete al TPI. Tampoco Israel. Los dos países que consideran el genocidio organizado como un sistema de autodefensa.

Considerado como un espacio, un ámbito cultural, un conjunto de características y fenómenos culturales, EEUU es un sitio incivilizado. No ha creado nada, digan lo que digan sus panegiristas. Pues la única cultura americana es judía y los judíos no inventan, sino que copian de Europa, donde sus hermanos judíos cosechan ideas, al modo en que el sinvergüenza de Einstein robó la Teoría de la Relatividad Especial al matemático, físico, científico teórico y filósofo de la ciencia Henri Poincaré. Del mismo modo se ha comportado siempre EEUU: tras la caída de Alemania en la II Guerra Mundial, secuestró a miles de científicos europeos y los hizo trabajar para sus fines. El Proyecto Manhattan fue uno de sus primeros logros, que costó la vida a 300.000 japoneses indefensos en Hiroshima y Nagasaki en el mayor genocidio en el menor tiempo, organizado hasta el momento.

Los norteamericanos, repito, son depredadores. Su grandeza como seres humanos es nula. No puede esperarse grandeza de los genes de los peores delincuentes y de las mentes más estupidizadas de Europa, como las de los emigrantes anglo-sajones a las colonias de América. Son muchas generaciones de antropoides que han dado lugar a presidentes de los EEUU como Reagan, el actor; o Bush, el necio borracho.

Claro que ha habido presidentes decentes (relativamente), pero han sido asesinados por la extrema derecha sionista, cuyo cerebro es la banca internacional incrustada en la Reserva Federal norteamericana. John Kennedy es un ejemplo. Y Lincoln o Garfield o MacKinley, todos por las mismas razones.

No piense el lector que este análisis es un pataleo estéril. Pretende ser útil.

En efecto:  Una vez comprendida la idiosincrasia norteamericana, enfrentarse al Imperio USA es menos difícil: con creencias arraigadas. Religiosas, como las del fundamentalismo musulmán; económicas, como las del comunismo (ya solo nacionalista, el internacional no existe); culturales, etc.

Es importante que el norteamericano sienta el rechazo que provoca en el mundo. Que sea consciente de que sus privilegios son ilegítimos. Obligarle a tomar claramente partido y que se sepa un explotador consciente, no integrable en la cultura universal. En cuanto se les empuja, se les ve el plumero. Y dicen chorradas como que les envidiamos por sus libertades y su democracia. Su idiotez no tiene límites, apoyada por su interesado punto de vista de las cosas.

Hoy hemos visto como habla y actúa un presidente decente, fiel a su pueblo. Pero ha tenido que ser en la Duma rusa y su protagonista ha sido Vladimir Putin, en el acto de incorporación de la República de Crimea y de la Ciudad Autónoma de Sebastopol a la Federación Rusa. Lo comento:

El discurso de Putin se ha referido al aplastante resultado del referéndum de Crimea. Y a la historia de Crimea, que es la historia de Rusia, como Sebastopol forma parte de su leyenda. Crimea pasó a estar bajo el control de Ucrania por decisión de Kruschev, incapaz de imaginar que Ucrania y la URSS fueran a ser países diferentes algún día. Cuando Crimea se vio fuera de Rusia, se sintió saqueada. Millones de rusos se fueron a dormir en su país y se despertaron en el extranjero. Desde 1991 se produjo una asimilación progresiva de Ucrania. Putin ha dicho que entendía el desagrado de los ucranios con sus sucesivos gobiernos, desde su salida de Rusia.

En cuanto a la revuelta, Maidán empezó con lemas pacíficos. Pero la inteligencia de EEUU preparaba y financiaba un golpe de estado por medio del terror y la violencia de los ultranacionalistas (anti-semitas, por cierto). Ahora lideran Ucrania. No escuchan a las minorias y les retiran sus derechos lingüísticos. En Ucrania no hay poder ejecutivo y el remedo que funge como tal está controlado por los radicales. Crimea se dirigió, entonces, a Rusia pidiendo protección.

"Los europeos dicen que violamos el derecho internacional", ha dicho. "Por fin se acuerdan del Derecho Internacional. Más vale tarde que nunca. Pero Rusia no ha recurrido a la violencia. No traspasamos las fronteras, sino que nos limitamos a reforzar la seguridad de nuestras bases, puesto que ya estábamos allí. Nuestro límite de 25.000 efectivos en territorio crimeo jamás ha sido rebasado.

"Ucrania aplicó en 1991 el derecho de autodeterminación al irse de Rusia, sin obstáculos por nuestra parte. ¿Cómo puede negar ese mismo derecho a Crimea? Otro ejemplo es Kosovo. Sin autorización del país, la ONU admitió la segregación de Kosovo: "No hay prohibición a la autodeterminación del pueblo de Kosovo". ¿Y la interpretación de EEUU en 2009? "La independencia puede violar la ley del país del que se sale, pero ello no viola la ley internacional". Esto es lo que ha pasado en Crimea. No os quejéis ahora, occidentales. Aquí no sirven los dobles raseros, cínicos.

"¿Agresión en Ucrania? No hay en la historia ni una agresión registrada sin disparos. En Crimea no hubo enfrentamientos ni víctimas. ¿Por qué? Porque es imposible luchar contra el pueblo.  

"EEUU no se guía por el Derecho Internacional, sino por el derecho del más poderoso. Los americanos creen que son únicos, los mejores, que siempre tienen razón. Utilizan la fuerza contra estados soberanos. Quien no está con ellos, está en su contra. E ignoran las directivas del Consejo de Seguridad de la ONU. Así vimos el bombardeo de Belgrado sin resolución de la ONU. Y las agresiones a Afganistán e Irak, con violaciones directas de las directivas de la ONU. Y luego, las revoluciones de colores. Con caos y disturbios. Y vimos cómo las primaveras árabes se convirtieron en crudos inviernos.

"En Ucrania intentamos el diálogo. Pero nos mintieron, tomaron decisiones a espaldas nuestras. Aumentaron la presencia de la OTAN en nuestras fronteras: "No va contra ustedes", nos decían con todo el cinismo. Prohibieron vender tecnología a Rusia. Siempre arriconándonos porque somos independientes y llamamos a las cosas por su nombre. Todo tiene un límite. Y EEUU ha rebasado el límite en Crimea, poniendo a Rusia entre la espada y la pared.

"Tenemos intereses que respetar. Y agradecemos su comprensión a China, la India y otros países que nos apoyan.

"Americanos: si creéis que la libertad es lo más importante, lo mismo nos sucede a los rusos.

"Ucranios: no queremos dañaros. Siempre os respetamos. Lo sucedido es culpa de la UE. No agrediremos a Ucrania. Pero Crimea jamás será de los seguidores de Stepan Bandera (nazi).

"¿Alguien se imagina a Ucrania en la OTAN? ¿Y qué habría significado para la flota rusa en Sebastopol? Una organización militar no puede apoderarse de territorios cerca de nuestra frontera.

"Nos duele Ucrania. No somos vecinos, sino el mismo pueblo: Kiev es la madre de las ciudades rusas. En Ucrania viven millones de rusos. Y defenderemos sus intereses con medidas políticas y diplomaticas.

"Vamos a sufrir presiones y agresiones. No queremos una confrontación. Queremos CIVILIZACIÓN. El 92% de los rusos opinaron que debemos defender y aceptar a Crimea. Un 83% piensa que debe hacerse aunque empeore nuestras relaciones internacionales."

Los americanos no respetan nada, porque no se respetan a sí mismos. Su país/basura produce políticos hipócritas que mienten sin parar, aunque ya nadie les cree. Pero los media sionistas son muy poderosos, la única fuente de información del occidental medio, cuyas opiniones acaban por ser deformadas hasta quedar bajo secuestro.

Ahora dicen que Rusia se queda sola ante el mundo (Biden). Lo dice después de apoyar un golpe de estado en Ucrania e implantar a un gobierno totalitario con miembros del partido Svoboda de Stepan Bandera, el colaborador de la Alemania nazi. Rusia no se queda sola ante el mundo. Es mentira. La prueba es que las bolsas internacionales han subido con la incorporación de Crimea a Rusia.

Los ciudadanos del mundo respiramos aliviados al ver que alguien le para los pies al genocida americano/sionista.

Ahora, los americanos aplicarán una "política de defensa" en Ucrania similar a la de los países bálticos. Es decir, para tontos, van a ocupar a toda velocidad los países limítrofes de Rusia con bases americanas y de la OTAN. Rusia responderá, por supuesto.

La financiación de estos criminales debe terminar. EEUU debe desaparecer como fuerza imperial. O será el mundo libre el que desaparezca. 

Al acabar el discurso de Vladimir Putin, hubo una comunión patriótica general en los concurrentes, con varios diputados llorando.

Americanos, hijos de la grandísima puta: tenéis mucho que aprender sobre patriotismo. Cosas que no se aprenden en un rodeo gritando "¡Yiiiiiihaaaa!" y comiendo hamburguesas, malas bestias.


Fuente del artículo:  Ácratas

No hay comentarios:

Publicar un comentario