miércoles, 5 de febrero de 2014

¿VIVIR POR ENCIMA DE NUESTRAS POSIBILIDADES? ¡MENTIRA!


Una de las mentiras más repetidas por la casta política y por sus voceros es que la situación económica actual se debe, entre otras causas, al hecho de que l@s ciudadan@s hemos vivido y gastado por encima de nuestras posibilidades.  De ese hecho derivaría, según estos energúmenos, la necesidad de realizar recortes y más recortes en el gasto público.

¿Quiénes han vivido por encima de sus posibilidades?

¿L@s ciudadan@s? ¿El Estado?  Para la casta política y financiera que nos gobierna, ambos han vivido y gastado por encima de sus posibilidades.  Por un lado, han vivido por encima de sus posibilidades aquellos españoles que participaron de forma activa en el boom inmobiliario y crediticio, mientras que por otro lado también ha gastado por encima de sus posibilidades el Estado, al despilfarrar sus recursos a través de las administraciones e instituciones públicas.

Las dos interpretaciones tienen un doble objetivo: hacernos responsables de nuestra deplorable situación actual y presentar los recortes sociales y de gasto público como totalmente necesarios.  Hay, sin embargo, otro objetivo más oscuro e inconfesable: evitar que la población española tome conciencia de que ha sido y es el deterioro de sus ingresos y de sus condiciones laborales la verdadera causa de esta situación.  

Olvidan, interesadamente, que hace apenas unos años todos los medios de comunicación incluían publicidades de maravillosos créditos con bajos intereses y a plazos imposibles.  Con el mensaje "España va bien" de Aznar se alentó cualquier burbuja especulativa mientras que Zapatero dio la puntilla al advertir que la economía española jugaba en la "Champions"

La hipocresía se extiende al gasto público

Esta misma argumentación es repetida por la casta cuando afirman que el Estado también ha gastado demasiado.  Otra mentira más!!  Históricamente, el Estado Español ha gastado menos de lo que han gastado otros países con similar grado de desarrollo económico.  Fíjaros en este dato: antes de la crisis, el gasto público representaba solo el 39% del PIB, cuando el promedio de la UE-15 era un 46% del PIB.  Lo que significa que el Estado debería haberse gastado como mínimo 66.000 millones de euros más en gasto público social para haberse gastado lo que le correspondía por su nivel de riqueza.

Además, estos mismos políticos que desde las Administraciones acusan a la ciudadanía de haber vivido por encima de sus posibilidades olvidan que con el dinero de tod@s se han construido aeropuertos sin pasajeros o estaciones del AVE sin viajeros, además de estar financiando ciertos privilegios exorbitados para algunos cargos públicos.  Olvidan,asimismo, los grandes empresarios y banqueros que ellos mismos tributan al Estado muchísimo menos que sus homólogos en el resto de la Europa rica, además de haber utilizado dinero público -destinado a salvar sus empresas de la quiebra- para blindar sus cargos y asegurarse indemnizaciones o pensiones por cuantías escandalosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario