lunes, 24 de febrero de 2014

UCRANIA, EN LA HOJA DE RUTA DE U.S.A. Y LA UNIÓN EUROPEA


Lo sucedido en estos últimos días en Ucrania, a pesar de la rapidez de los acontecimientos, no nos puede coger por sorpresa.  Ya lo hemos vivido antes en otros puntos del globo: desestabilización política de un país, desestabilización social y económica, revueltas enmascaradas de revolución, golpe de estado encubierto y entrada de capitales oocidentales para el posterior saqueo del país.  Esta entrada de capitales se hace a través de las peticiones que realizan los presidentes marionetas recién colocados en el poder.  Y esto es precisamente lo que está sucediendo en Ucrania, eso sí, a una velocidad de vértigo para evitar cualquier tipo de reflexión sobre los hechos.

Presidente interino pide ayuda

Apenas unas pocas horas después de tomar posesión de su cargo, el nuevo presidente de Ucrania Olexandr Turchínov ya ha declarado que "la situación en la economía de Ucrania es catastrófica, la tesorería está absolutamente vacía y tenemos problemas con el fondo de pensiones y con el sector bancario".   Poco después, y para dar un nuevo impulso a los acontecimientos, ha declarado que la gravedad de la situación económica obligaría  a no retrasar más la formación de un nuevo gobierno.

Estados Unidos y el FMI

El siguiente paso de la mascarada era, inevitablemente, el que ya se ha producido hace apenas unas horas, cuando Estados Unidos se ha mostrado dispuesto (¡cómo no!) a apoyar a Kiev para obtener la ayuda financiera necesaria de parte del Fondo Monetario Internacional.  Es decir, que los mismos que incendiaron Ucrania ahora quieren ejercer de bomberos, siempre con su atención puesta en sus intereses económicos y geopolíticos.

El FMI, que tanto daño ha hecho y sigue haciendo a nivel mundial, se erige así en único salvador de la nación ucraniana.  Así, desde altas instancias del Tesoro norteamericano ya han afirmado que "la única salida viable para la economía ucraniana es acudir al FMI".   Este alto funcionario del Tesoro norteamericano también ha afirmado que Estados Unidos está convencida de que tendrá el apoyo de sus socios europeos en este asunto.  La reacción europea tampoco se ha hecho esperar y desde la Unión Europea ya se han dado muestras de apoyo en las solicitudes norteamericanas al FMI.

Consecuencias para Ucrania

Si queremos hacernos una mínima idea de cuales pueden ser las consecuencias que tenga que soportar la población de Ucrania tras las "ayudas" del FMI, no tenemos más que dirigir nuestra mirada hacia Grecia, último conejillo de indias de las políticas neoliberales más agresivas que promulga el FMI.  Habrá una acusada disminución del nivel de vida en el país, y sus ciudadanos se verán abocados a soportar duras y agresivas reformas económicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario