viernes, 14 de febrero de 2014

SUICIDIOS EN LOS MERCADOS FINANCIEROS ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?


La noticia no me genera ningún sentimiento de pena, y mucho menos de compasión.  Son miserables como ellos, obedientes mercenarios del mercado, los que nos han conducido hasta el precipicio en que nos encontramos los ciudadanos de medio mundo.  Sátrapas de estómago agradecido que no han dudado en comerciar con la felicidad y la dignidad humana más elemental.

Pero algo está pasando en esa guarida de lobos rabiosos, en esa cueva de tiburones sin escrúpulos, que algunos de ellos han comenzado a suicidarse.  En tan solo dos semanas, seis altos directivos pertenecientes a importantes firmas del mundo financiero decidieron quitarse la vida.  Dos de ellos eran altos ejecutivos de la firma de inversión JP Morgan.

26 de enero, primer suicidio

El pasado 26 de enero, fue encontrado ahorcado en su casa de Londres William Broeksmith, un ex alto directivo de Deutsche Bank.  Broeksmith tenía 58 años y estaba jubilado.  Al día siguiente, el 27 de enero, también en Londres, Gabriel Magee, alto ejecutivo de JP Morgan, se lanzó al vacío desde lo alto de la sede del Banco de inversión en Londres, donde llevaba trabajando desde hacía diez años.

Unos días más tarde, el 30 de enero, Mike Dueker, el principal economista de la compañía Russell Investments dedicada a la gestión de activos e inversiones financieras, fue encontrado sin vida cerca de una carretera a la altura de Tacoma Narrows, en el estado de Washington. Al parecer, Dueker se lanzó desde un puente situado a una altura de 15 metros y, según la Policía, se trató de un suicidio.

Ya en febrero, la semana pasada fue encontrado en su piso de Londres el cadáver de Tim Dickenson, director de comunicaciones de la firma de inversiones y seguros Swiss Re AG, sin que todavía se hayan hecho públicas las causas de su fallecimiento.  También a principios de febrero fue encontrado en su domcilio de Nueva York el cuerpo sin vida de Ryan Henry Crane, alto ejecutivo de la firma de inversión JP Morgan.   

A estas muertes hay que añadir la de Richard Talley, fundador y CEO de la empresa de inversiones American Title Service.  Su cuerpo fue encontrado en el garage de la residencia que poseía en Colorado y al parecer se había disparado en la cabeza con una pistola de clavos.

Rumores de un nuevo crack financiero

Las seis muertes que se han producido en tan poco tiempo están dando lugar a un gran número de rumores y de especulaciones, aunque al parecer la explicación que va tomando más fuerza apunta hacia las presiones que estos directivos se ven obligados a soportar tras verificarse en diversas reuniones secretas del sector que estamos ante un nuevo y dramático agravamiento de la crisis económica y ante un más que posible colapso financiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario