martes, 4 de febrero de 2014

LA ESTAFA DE LOS RECORTES


Os invito encarecidamente que os leáis este post hasta el final.  No es muy largo y os dará una idea, leve pero acertada, de lo que están haciendo con nosotr@s los que dirigen el destino y las riéndas de este desolado y asolado país.  No voy a descubriros nada, por que la respuesta la tenemos tod@s delante de nuestras narices, pero ya se ocupa la casta política y financiera de este país de extender eficaces cortinas de humo sobre ella.

Los recortes son la clave

Los recortes son ahora mismo su arma más poderosa, cuando ya no les sirva probablemente utilicen otras.  Pero es a través de los recortes como estan consiguiendo estrangular la economía productiva española, intentando convencernos, a través de los medios de comunicación, más falsos que los anuncios de la teletienda, de que son totalmente necesarios.  Y tienen razón, son necesarios para el cumplimiento de sus intereses y del expolio que están realizando.

Fijáos bien en este detalle: la crisis que estamos viviendo los denominados países PIGS (Portugal, Italia, Grecia e Hispanistán ó Spain) ha sido atribuida, desde el principio, a su "excesivo" gasto público, lo cual se supone que ha repercutido en unos elevados "déficit público" y "deuda pública".  ¿Cuál ha sido la receta de la Troika?: apretarse el cinturón para reducir tanto dicho déficit como dicha deuda.

Y aquí llega la madre del cordero.  Por que estos argumentos que se presentan una y otra vez como dogmas intocables no tienen ninguna base científica, antes al contrario, son completamente erróneos.

Si analizamos los datos existentes observaremos que los PIGS tienen los gastos públicos más bajos de la Unión Europea, con un sector público poco desarrollado y unos estados del bienestar a la cola de la UE.  Se trata, además, de estados con unos sistemas de recaudación de impuestos muy poco progresivos y con un enorme fraude fiscal.  Se trata de estados que han basado gran parte de su economía en el crédito, el cual al ser retirado ha causado una importante escasez de demanda.

La deuda pública continúa creciendo

Con la excusa de que debemos reducir el déficit público para así deducir la deuda pública, se han realizado recortes en servicios públicos como Sanidad, Educación, Dependencia, y muchos más.  El argumento que emplean de forma recuurrente es, vuelvo a decirlo, que es necesario reducir el déficit público para reducir la deuda pública.  Y nosotr@s nos lo creemos ingenuamente dejando que sigan desmantelando el débil estado de bienestar existente.

Pero dicen que antes se coge a un mentiroso que a un cojo, y así es.  Los datos existentes demuestran claramente el engaño al que nos someten, demostrándonos lo contrario. A pesar de los brutales recortes realizados hasta ahora, la deuda pública no ha dejado de crecer. Fijáos atentamente en el siguiente dato: el déficit público se redujo del 11,1% en el año 2009 hasta el 10,6% en el año 2012.  Pues, ¿sabéis qué ha pasado con la deuda pública? Que ha pasado de representar el 36% del PIB en el año 2007 a representar el 86% del PIB en el año 2012.  Y en el 2013 ya representaba el 92%

Los recortes no disminuyen la deuda pública sino que la aumentan

El profesor Vicenç Navarro lo explica perfectamente cuando afirma que "el descenso del gasto público implica que disminuye la demanda pública y con ello el crecimiento y la actividad económica, con lo cual el Estado recibe menos ingresos por vía de impuestos y tasas".  Es este descenso en la recaudación el que provoca que el estado deba endeudarse más, sobre todo al realizar los recortes en servicios públicos, que son los que crean más empleo y estimulan más la economía.

Por tanto, frente al discurso oficial y a sus cantos de sirena, debemos tener muy claro este razonamiento: "Cuando el Estado (tanto central como autonómico y local) aumenta el gasto público, aumenta la demanda de productos y servicios, y con ello el estímulo económico. Cuando baja, disminuye la demanda y desciende el crecimiento económico, con lo cual el Estado recibe menos fondos".  Si insisten en los recortes es por que, por algún oscuro motivo, les interesa.

Cierro este primer artículo dedicado a la deuda pública y al engaño que suponen los recortes con otro dato muy importante: ¿Sabéis en manos de quién está la mayor parte de la deuda pública española, es decir, a quién se la debemos pagar cada un@ de nosotr@s?:  La Banca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario