martes, 25 de febrero de 2014

LA BANCA CRIMINAL AL ASALTO DE VENEZUELA


Desde que triunfase la revolución bolivariana se han venido sucediendo diferentes intentos de desestabilizar el país y de tomar el poder financiados que han contado con importantes apoyos logísticos de Estados Unidos.  Detrás de estos intentos fallidos se esconde, además, la gran banca internacional, deseosa de echar mano de los grandes recursos y de las enormes riquezas de Venezuela.  Una victoria de estas fuerzas golpistas daría a esta banca criminal la oportunidad de atrapar al país, además, en una demencial espiral de endeudamiento que solo beneficiaría a sus intereses más ocultos.

Informe para inversores de Bank of America-Merrill Lynch

En un informe realizado para los inversores de Bank of America por el economista Francisco Rodriguez se plantean tres posibles escenarios en el futuro de Venezuela.  Uno de ellos pasa por llamarse "Primavera Venezolana" (¡Cómo no!) y se centra en el recrudecimiento de la situación de violencia debido, fundamentalmente, a un escenario inflacionario y a la escasez de productos, así como a la detención del opositor Leopoldo López.  El informe deja claro que este escenario no plantearía problemas en lo relativo al pago de la deuda, principal preocupación de la banca.

El segundo escenario contemplado y denominado "Despertar Rudo" alerta sobre la posibilidad de que l gobierno venezolano consiga identificar la verdadera naturaleza golpista de las actuales movilizaciones, lo que podría llevar a la desmoralización de una parte de los que apoyan las movilizaciones.  En estas condiciones el informe bancario no cree que se abriría una crisis para los acreedores, ya que el default hasta podría ser interpretado como una admisión por parte del gobierno que la oposición habría tenido éxito en desestabilizar el país, justamente lo que no se querría evidenciar.

El tercer escenario contemplado por el mencionado informe bancario contempmla como escenario la posibilidad de que Venezuela se convierta en una segunda Cuba, lo que abriría las puertas a aplicar nuevas y más duras sanciones económicas contra el país, así como la argumentación del no respeto de los derechos humanos por parte de las autoridades venezolanas.   Bank of America- Merrill Lynch entiende que este tercer escenario sí sería de alarma para los inversores-bonistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario