jueves, 26 de diciembre de 2013

LA POBREZA ENERGÉTICA PROVOCA CASI 10.000 MUERTES PREMATURAS EN ESPAÑA


Más de cuatro millones de personas sufren en España las causas de la pobreza energética, según los cálculos realizados por la Asociación de Ciencias Ambientales y el Observatorio de la Sostenibilidad de España.  Los estudios realizados a lo largo de este año demuestran que en España se producen hasta 9.300 muertes por causa de esta pobreza energética.

La característica que mejor define a la pobreza energética es que se trata de un problema oculto.  Por ejemplo, si el Estado tomase la decisión de apargar todas las farolas durante varias horas nocturnos, esta circunstancia sería visibleno solo físicamente sino también como noticia en los medios de comunicación.  Sin embargo, el problema se convierte en invisible cuando afecta a los ciudadanos por el hecho de no poder poner la calefacción o verse abligados a prescindir de utilizar determinados aparatos eléctricos debido al alto coste de la energía doméstica.

El problema de la pobreza energética ha empeorado en los últimos años de forma dramática con el aumento del paro y la drástica disminución de los ingresos familiares.  En estos momentos, las familias han visto perder de forma considerable sus ingresos y su capacidad adquisitiva, mientras que el precio de la energía se ha visto aumentado en un 50% en los últimos cinco años.  Un dato aportado por Cruz Roja revela claramente el grado de dramatismo de esta situación: una de cada tres personas atendidas por Cruz Roja no puede pagar los suministros básicos como el agua, la luz o el gas.

Esta difícil situación por la que atraviesan las familias españolas contrasta con el hecho de que Iberdrola y Endesa fuesen, en el año 2012, la segunda y tercera eléctricas europeas que más beneficios obtuvieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario